miércoles, 16 de noviembre de 2011

PRIMERA PLANA


Una tala de bosque
desatará la violencia


Rosario Orosco García.—Representantes de diferentes ejidos del municipio de Leonardo Bravo, responsabilizaron a las autoridades federales de la tala inmoderada que se practica en ese lugar, y sentenciaron que de no dar solución pronto podría desatarse la violencia entre los ejidatarios que protegen la ecología y quienes comercializan la madera de manera ilegal.
Entrevistado en las instalaciones de la delegación estatal de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales, Tomás Chávez Ortiz, presidente del grupo ecologista «Protegiendo el Planeta», declaró que a las autoridades federales no les preocupa el conflicto que se vive en el ejido de Chichihualco, porque «teníamos una reunión hoy y no hay nadie que nos atienda; solo por teléfono se disculparon y mandaron decir que no nos preocupemos y que en otra fecha nos van a atender».
El problema, dijo, radica en que el comisariado ejidal de Chichihualco, Pedro Adame Visoso, y los integrantes de su comité desde hace dos años están talando árboles sin cumplir con los requisitos necesarios, no solo legales, sino de protección y cuidado del medio ambiente, «en un principio se les dio autorización de retirar los árboles muertos, pero no lo han hecho así, sino que empezaron a cortar árboles verdes y eso es ilegal», expresó.
Por su parte, Rafael Beltrán Bautista, también ecologista; explicó que la mayoría de los ejidatarios están inconformes con la tala inmoderada de los árboles de ese municipio, por considerar que a largo plazo ese hecho afectará los mantos acuíferos y «es el momento de cuidar nuestros recursos naturales; sin embargo, eso parece no importarles a las autoridades federales».
Consideró que es una falta de respeto por parte del delegado de la Semaren, Daniel Vega Villanueva; y expresó que la reunión era precisamente para evitar algún brote de violencia porque los ejidatarios no están dispuestos a permitir que se sigan explotando de manera ilegal los bosques de esos ejidos, de tal modo que responsabilizó al funcionario federal por la poca importancia que le ha dado al conflicto que se vive en Chichihualco desde hace dos años.
Adelantó que de no encontrar el respaldo de las autoridades para defender sus recursos naturales, la ciudadanía en general de habrá de movilizar para evitar el saqueo de sus bosques y proteger a como de lugar el entorno ecológico.
En la dependencia federal estuvieron presentes los representantes de los ejidos Tepozonalco, Atlixtac, Iyotla, Balsamar, El naranjo y Chichihualco, así como dirigentes de la Organización Ganadera de Chichihualco, Unión de Baloneros y de la Unión de Productores de Maíz de Chichihualco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por leer La Crónica, Vespertino de Chilpancingo, Realice su comentario.

Followers