martes, 15 de diciembre de 2015

POLICRÓNICA

   Sinvergüenzas...En pleno mes de diciembre, hacen su agosto los transportistas, desde elevar la tarifa de taxi, hasta las urvan cortan rutas y tratan mal al sufrido usuario, por los sinvergüenzas trabajadores del volante y la autoridad bien gracias.

En esta temporada los abusos por parte de quienes prestan algún servicio como es el caso de los taxistas se ven incrementados ante la falta también de quienes se encargan de supervisar y vigilar el respeto a las tarifas en igual circunstancias se encuentran los “ordeñadores” de los cilindros de gas que impunemente expenden los tanques a medias. Es triste reconocer que el hambre azota a muchas familias pero también hay que reconocer que muchos lo hacen porque son mañosos y buscan la forma de tener dinero extra para sus vicios, que es lo peor. Hay quejas y quejas en el caso de los taxistas que la gente pide un servicio a determinado domicilio y los muy sinvergüenzas te responden cuando la gente reclama las elevadas tarifas hasta de 70 pesos una dejada de máximo 40 pesos “cada quien su hambre señora, cada quien su hambre”. Esa fue la sorpresa que tuvo una familia usuaria de los taxistas quien sin pena actúan como viles delincuentes para asaltar de esta manera a sus clientas a quienes están obligados a tratarlos de la mejor manera y no con ese tipo de abusos que a diario se dan y que hasta se mofan en  la banda civil cuando van presumiendo que llevan para la cuenta de los permisionarios. Es molesto saber de la actuación de estos taxistas que están agrupados en varias organizaciones que se ríen de la molestia de los usuarios y lo más triste y rabiante es que las autoridades del Comité Técnico de Transporte y Vialidad del gobierno del estado con veinte o treinta pesos se hagan de la vista gorda y ni siquiera revisen que los taxis lleven pegadas las tarifas en sus unidades; la gente de transporte es igual de malandrín que los mismos taxistas, son de la misma calaña y no se quedan atrás los combieros que ni siquiera llegan a las paradas que les marca la ley y bajan a los pasajeros donde les da la gana como es el caso de la colonia “Vicente Guerrero” donde estos sujetos se dan el lujo de bajar el pasaje a veces a la entrada de la colonia a un lado de la carretera federal. En el caso de los gaseros son otros cínicos que te dicen háganle como quiera de todos modos no nos hacen nada” presumiendo la influencia que tienen tal vez porque los patrones saben que desde que la empresa van arriba de medios tanques y luego escondidos como aves de rapiña acaban de ordeñar los tanques y cuando los venden el consumidor ya está comprando medios tanques al precio de dos e igual que los taxistas pero en este caso de la  Procuraduría Federal del Consumidor (POFECO) solo se curan de brazos ante la impotencia de defender a la población de tanto abuso en los servicios, y en este mes de diciembre no le queda de otra a los usuarios que aguantar las arbitrariedades por parte de los taxistas, combieros, gaseros y muchos otros más que no los mueve tantito su conciencia y la moral con tal de cometer abusos deshonestos y echarse unos pesos al bolsillo, pero como dice el refrán “lo del agua al agua” y nunca servirá ese dinero para llevar alimento a sus familias y solo para un rato con los cuates para echarse unas “chelucas”. Que esta, maldición sea el consuelo para quienes han sido víctimas de estos buitres disfrazados de servidores públicos…Plantados…Una y otra vez, la queja de que no hay avances, además de que no hay la atención del secretario General de Gobierno, Florencio Salazar Adame, por la desaparición  y desplazamiento de vecinos del municipio de San Miguel Totolapan, región de la Tierra Caliente que llevan varios meses viviendo en Chilpancingo. Una y otra vez las familias han estado yendo al Palacio de Gobierno, representantes de al menos 100 familias originarias de las comunidades de Santa María Sur y El Barroso, de la sierra de San Miguel Totolapan, que fueron obligadas a huir por las bandas del crimen organizado en el mes de junio de 2014, y que a más de un año su situación es incierta, porque no saben que será de su futuro, pues en Chilpancingo, no ven nada claro. Es más se quejaron los afectados: “El secretario de Gobierno nos dejó plantados, dejó el asunto en manos de la directora de seguimiento de Derechos Humanos, ella no tiene acceso a los recursos, no puede tomar decisiones”. Efectivamente tienen razón, exigen solución, al no trabajar sus tierras, obviamente que no tienen ingresos para mantener a sus familias. Una y otra vez se ha tenido la promesa de que se reunirían con el secretario general de Gobierno, Florencio Salazar Adame, para definir su situación, pues desde el gobierno del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Ángel Heladio Aguirre Rivero y posteriormente con Salvador Rogelio Ortega Martínez, habían solicitado ser reubicados, porque a sus comunidades definitivamente no podrán regresar. Han estado días y más días demandando una audiencia, pero más que eso, una certera solución, muchas de las veces han salido ya muy tarde del Palacio del Gobierno al no presentarse Florencio Salazar Adame, y sólo ser atendidos por la directora del área de Derechos Humanos de la Secretaría General, quien dijeron no tiene la facultad de resolver y ni siquiera tiene acceso a los recursos. Desde hace varias semanas solicitaron una audiencia al secretario general de Gobierno, representes del Centro de Derechos Humanos “José María Morelos y Pavón” de Chilapa de Alvarez  y otra con la intervención de la Comisión de Derechos Humanos del Estado, pero no fue atendida su petición. Ni los anteriores gobiernos, ni el actual del “Orden y Paz”, no les dan una solución a las familias desplazadas. Las respuestas de ahora del gobierno del Partido Revolucionario Institucional, no varían a las del Partido de la Revolución Democrática (PRD), en su momento  Salvador Rogelio Ortega Martínez, que no hay dinero y que tienen que esperar hasta el próximo año, en que llegue el presupuesto de 2016, cuando los desplazados llevan un año y medio sobreviviendo en malas condiciones. Las autoridades evaden comprometerse con este grupo de más de 100 familias y que suman más de 500 personas que se encuentran en situación vulnerable. Los quejosos han reiterado: “Nosotros esperábamos que hubiera un compromiso real, que nos dijeran vamos a comprarles 300 metros cuadrados por familia, o que dijeran si a los que quieren quedarse en el área urbana, vamos a comprarles 300 metros, o les vamos a dar proyectos productivos, pero no hubo nada”. Esa es una expresión de desesperación.  Por ahora se conoce nada más las dos comunidades del municipio de San Miguel Totolapan y dos más de Coyuca de Catalán, siguen en condiciones de alta vulnerabilidad, sin derecho a la salud, a la alimentación, su derecho al empleo, prácticamente en el abandono. Ellos siguen siendo víctimas, pero el gobierno no quiere verlo así, le apuesta a la desintegración de los grupos de desplazados, que cada quien se vaya por su lado”. Eso es criminal de un gobierno estatal, que ofreció atender a los ciudadanos y que ahora prácticamente se han olvidado de quienes le ayudaron para ganar el puesto que hoy sustentan....Temor...El personal de apoyo que son los trabajadores de intendencia y administrativos de la Secretaria de Educación en Guerrero (SEG) están sorprendidos con la noticia que se llevaron en esta quincena donde les afirman que ya no cobrarán por medio de empleados habilitados que son los que recogían sus sobres de pago en las cajas del palacio de gobierno y más aún están con el miedo de que hay rumores de que dejarán de ser empleados de gobierno para formar parte de la tambaleante nómina del ayuntamiento local. Esta situación ha traído disgusto y están que arden del coraje porque siempre han sido relegados para todo. Son empleados afiliados al Sindicato Unico de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG) sindicato palero de la parte patronal que es el Gobierno del Estado y que no sirve de nada para defender a los trabajadores que están en la indefensión como son este personal que toda vez que cuando reciben los maestros algún apoyo no les toca nada y les dicen que ellos pertenecen a la burocracia y no al magisterio, y cuando recibe la burocracia algún beneficio los mandan de nuevo a lo mismo y les dicen que ellos pertenecen al magisterio; la cosa es que no reciben ni beneficio ni respaldo para que se puedan defender de problemas como este que ventilamos porque seguramente no faltara quien abandere la causa y le arme un sainete al Gobierno Estatal, porque se habla de manifestaciones y paros laborales que se sumarían al  magisterio inconforme con el plan educativo. Es más ya les hicieron de su conocimiento que los pagadores se cruzaran de brazos y se contaran chistes porque ya nada tendrán que hacer toda vez que estos empleados dejaran de cobrar de esta forma y será una empresa privada la que se encargue de cubrir sus quincenas, y esto al igual que cambiarlos al ayuntamiento los tiene preocupados y con miedo hasta que los den de baja por que en todas las escuelas necesitan de sus servicios pero nadie se quiere hacer responsable de sus prestaciones y de sus quincenas. Este tipo de personal ya ha tratado de hablar con el dirigente estatal del Suspeg de apellido Calderón un líder atípico parásito y borracho que solo cuenta las cuotas sindicales con lo que lo harán un nuevo rico a costa de los trabajadores como ha pasado con Luis Román Miranda y recientemente con David Guzmán Sagredo, pero no han tenido respuesta los trabajadores por lo que deberán moverse por su cuenta para buscar que los atienda el Gobernador Héctor Antonio Astudillo Flores a quien le piden que de navidad y año nuevo por lo menos les dé certidumbre sobre la forma de pago y que sigan perteneciendo al Gobierno Estatal, porque al igual que otros no quieren saber nada del señor Marco Antonio Leyva Mena quien se esconde para no dar la cara a los problemas que hay en este municipio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por leer La Crónica, Vespertino de Chilpancingo, Realice su comentario.

Followers