jueves, 15 de junio de 2017

COLUMNA

El Grillito Sin Censuras
Alfonso Cerdenares Dominguez
-.Una sopa de nuestro propio chocolate. -.Los empleados del ayuntamiento sobreviven con míseros salarios. -.Marco Leyva, su salario libre de polvo y paja. -.Los personeros del gobierno: lambiscones y arrastrados. -.Justa la demanda de los trabajadores. -.Es el pueblo el que sufre los efectos de la “crisis financiera”.
Ayer recibimos una sopa de nuestro propio chocolate, pero lo tomamos con filosofía; nosotros, como trabajadores, entendemos a los empleados del gobierno municipal que se movilizaron exigiendo mejoras salariales; ¿imagínese, tratar de sobrevivir con un salario
de mil 200 pesos quincenales, o sea, ni siquiera cien pesos diarios?; eso es atroz, pues los funcionarios, sean municipales, estatales o federales, se despachan con la cuchara grande; claro está, lo que la mayoría de los empleados del gobierno municipal realizan es por demás modesto; sin embargo, no debe de ser minimizado por la sociedad, realmente es una noble labor que merece ser recompensada salarialmente; la exigencia del otorgamiento de incremento del 15% al salario y el 30% a sus prestaciones, al menos a nosotros, nos parece justo, pese a que los personeros gubernamentales digan lo contrario, pues seguramente ellos –los agachados, arrastrados y lambiscones –deben de ganar más de 5 mil pesos quincenales, si no es que más; nosotros no imaginamos al “señorpresidente”, Marco Leyva, percibiendo los mil 200 pesos quincenales, aunque –que quede claro –por su calidad de primer mandatario municipal, sus “gastos” correrían a cargo del municipio y ese “minisalario” saldría libre de polvo y paja, pues ellos –los funcionarios –tienen sus mañas para cargar todo –incluyendo sus francachelas y compras “varias” –al erario público; realmente, a Marco Leyva –MAL, por sus siglas –se le fueron las patas al autorizar ese aumento, el año anterior, pero ahora resulta que no puede con el paquete; es decir, no midió las consecuencias de sus actos, por lo que “agarrándose” de la mentada Ley Federal de Disciplina Financieras de Entidades Federativas y Municipios, ha dado marcha atrás; se dice que para otorgar el incremento que exigen los trabajadores, el ayuntamiento capitalino tendría que desviar algo así como 30 millones de pesos; una bicoca, considerando los enormes recursos que se tiran a la basura, invirtiendo en “cosas” que, a final de cuentas, para nada sirven, sino solamente para darse a conocer, para hacerse una y mil caravanas; estamos de acuerdo en que estamos en crisis, pero nadie, ningún funcionario de cualquier nivel de gobierno está dispuesto a sacrificar su salario, mucho menos para beneficiar al pueblo, siendo el pueblo el que sufre los efectos de esa “crisis financiera”, lo que repercute en la economía familiar; nosotros apoyamos la lucha de los trabajadores y denostamos las actitudes oportunistas y rastreras de los zalameros que están en contra del pueblo; los animamos para que sigan adelante y logren los objetivos; los invitamos para que no nada más luchen por una dos o tres veces, sino que esto sea permanente, a fin de beneficiar a sus familias; ¡¡¡Ya basta de tanta corrupción y que sean unos cuantos los que gocen de los dineros del pueblo!!!; recuerden que sólo unidos y organizados ¡¡¡Venceremos!!!; veremos qué pasa, si no, al tiempo y… ¿quién es el que anda ahí? Comentarios y sugerencias al E-Mail: elahuizotejr@hotmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Realice su comentario.

Followers