martes, 20 de junio de 2017

COLUMNA

El Grillito Sin Censuras
Alfonso Cerdenares Dominguez
-.¡¡¡Felicidades a La Crónica, por el XXII Aniversario de sus ediciones!!! -.Chilpancingo, un aquelarre y un caos. -.¿La autoridad?, ¡¡¡Bien, gracias!!!
Con gran entusiasmo, se festejó el XXII Aniversario de Ediciones ininterrumpidas de La Crónica, Vespertino de Chilpancingo; lamentablemente, aunque fuimos invitados, nuestras múltiples ocupaciones no nos permitieron departir el pan y la sal con los directivos, con el señor Javier Francisco Reyes y su empresa “Lináloe Impresos”; sin embargo, en el sitio donde estuvimos nos acordamos de la fiesta en grande, de tal forma que, levantamos un vaso con agua simple para brindar
por ese suculento aniversario; esperamos que La Crónica siga creciendo y que siga cumpliendo más aniversarios, no solamente de ediciones, sino de éxitos, transitando por ese difícil camino de la veracidad, no del chayoterismo, no del embute ni de las componendas; son muchos los que han caído en esos “siete pecados capitales” y pocos los que han librado los horizontes negros que pone, en bandeja de plata, la ambición que, como seres humanos, tenemos cada uno de nosotros; La Crónica se ha caracterizado –como lo apunta “Don Pancho”, como muchos solemos llamar a don Javier Francisco Reyes –en dar voz a los sin voz, tratando de ser lo más imparcialmente posible; esa es su línea editorial, aunque a veces se caiga en la exageración y se tome partido, sea hacia la izquierda o hacia la derecha; sigamos por ese derrotero y esperamos que, en los próximos años, veamos un país, con un gobierno, que de verdad luche a favor del pueblo mexicano; va, desde este espacio otorgado por La Crónica, Vespertino de Chilpancingo, a quien esto escribe –con sus bemoles, “como debe de ser, carnalito” –una sincera felicitación a “Lináloe Impresos”, por haber llegado a este día cumbre de cada año… Y pasando a otras cosas, es un verdadero aquelarre nuestra capital del estado, basuras por todos lados, calles sin banquetas –parece que los vecinos, literalmente, se robaron esos espacios –un drenaje que ya necesita una “manita de gato”, pues existe la certeza de que en cualquier momento va a reventar por las lluvias que se avecinan; postes de luz que estorban, casetas telefónicas, a veces una, dos, tres y hasta cuatro; gente que cruza las avenidas, arriesgándose por los chiflados conductores, pese a tener, a unos metros, un puente peatonal; el fatal robo del espacio vial, de parte del mismo gobierno municipal, como es el caso de la Av. Alemán, esa arteria donde, antaño, se ubicaba el glorioso Cine Colonial y que ahora se ha convertido en un estacionamiento; con unas barrancas y un cauce del río Huacapa, azolvadas y sin visos de que haya limpieza total, pese a que, hace un par de años, su desbordamiento causara todo un desastre en la vida de los chilpancingueños y, para rematar, la inseguridad que nos aqueja día con día; definitivamente, Chilpancingo –el otrora “lugar de avispas” –es todo un caos y… ¿La autoridad?, ¡¡¡Bien, gracias!!!; pareciera no existir, sólo esperamos que pronto, despierte el sueño de los justos, de otra forma, pasarán priístas, panistas, perredistas, panalistas –¿así se les dice? –hasta morenistas y las cosas seguirán igual o peor que antes, cuando la gente sacaba sus sillas y platicaba, casi a mitad de la calle, con sus demás vecinos; ¡¡¡Tiempos que ya nunca más volverán!!!; en fin, veremos qué pasa, si no, al tiempo y… ¿quién es el que anda ahí? Comentarios y sugerencias al E-Mail: elahuizotejr@hotmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Realice su comentario.

Followers