martes, 20 de junio de 2017

NOTA PRINCIPAL DE PRIMERA PLANA

Peor presidente de
Chilpancingo, Leyva

Domingo Francisco Reyes.—Es el peor presidente municipal que ha tenido Chilpancingo, Marco Antonio Leyva Mena, del Partido Revolucionario Institucional, ya rebasó con mucho al ex alcalde Saúl Alarcón Abarca quien en su momento fue criticado de que había sido el peor, pero no es así, sino es el actual.
Celestino Cesáreo Guzmán, presidente del Partido de la Revolución Democrática en Guerrero, entrevistado por La Crónica vespertino de Chilpancingo afirmó que, “los perredistas en reiteradas ocasiones hemos fijado nuestra postura y expresado preocupación de que Chilpancingo está viviendo una escalada de violencia tremenda que diariamente hay muertos y en cualquier lado y ancho del estado de Guerrero”.
Tanto Leyva Mena, como el gobernador del estado, el priista, Héctor Antonio Astudillo Flores a más de un año en el poder, no han podido con el problema de la inseguridad pública que aqueja a toda la ciudad de este municipio y del estado de Guerrero.
Recordó que cuando era candidato el actual gobernador del estado, Héctor Antonio Astudillo Flores, había dicho que al llegar a la gubernatura todo esto se terminaría, pero hasta la fecha vemos que todo fue una mentira y que todo sigue peor y en aumento.
Insistió Cesáreo Guzmán, que el alcalde priista Marco Antonio Leyva Mena, es el peor que ha tenido Chilpancingo, ya que hace años muchas personas cuestionaban al doctor Saúl Alarcón Abarca, cuando era presidente municipal priista de esta capital y que decían que era un mal presidente, pero ahora él actual lo superó.
El dirigente partidista manifestó su esperanza de que Chilpancingo tenga un futuro diferente, y ojalá que el gobierno federal haga algo por nuestro municipio, y Guerrero, ya que lo que hace falta una gran inversión en materia social para sacar del abandono, del atraso y de la profunda desigualdad que existe en las colonias de la capital del estado de Guerrero y de toda la entidad suriana.
También cuestionó a Leyva Mena de haber tratado con desdén a los trabajadores de la sección XXVIII del SUSPEG que por cuatro días tomaron el palacio municipal y bloquearon calles para demandar incremento salarial y prestaciones.
El problema se pudo haber resuelto el mismo día, sin embargo no fue así, se debe que no es alguien que se preocupe por resolver de inmediato los problemas que tiene la ciudadanía de este municipio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Realice su comentario.

Followers