viernes, 9 de junio de 2017

NOTA

Discriminan a madres en festejo
de la sección XVIII del SUSPEG
Tania Serrano Corona.—Con fiesta por “El Día del Maestro”, después de 24 días de la celebración y discriminando a madres profesoras, ayer por la tarde la secretaria de la sección XVIII del Sindicato Unico de Servidores Públicos  del estado de Guerrero (SUSPEG), María Adelita Radilla López festejó la fecha sólo con algunos de sus agremiados allegados de los más de mil 700 que tiene en cuatro municipios.
Profesoras, profesores y personal de apoyo en educación aglutinados a la sección XVIII del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero que abarca los municipios de Tierra Colorada, Mochitlán, Quechultenango y Chilpancingo, acudieron gustosos a la invitación que les hiciera su lideresa María Adelita Radilla López para festejarles su día pero se llevaron la desagradable sorpresa que en la entrada de conocido centro social les impidieron el ingreso debido a que no podían accesar con niños.
En conocido centro social ubicado a bordo del encauzamiento del río Huacapa, fueron recibidos por un compañero de sección y con lona en la entrada donde se les comunicaba de la prohibición para tener derecho a la entrada al festejo, pues órdenes de  la lideresa, María Adelita Radilla López de que toda maestra madre con hijos en brazo y en acompañamiento, no podrían accesar.
Entonces diferentes sindicalizados en su mayoría mujeres con menores de edad en brazos, con la excusa de que era para que pudieran “disfrutar” su festejo y quienes inconformes reclamaron que “no se valía” lo que su secretaria estaba haciendo ya que no tenían posibilidades de dejar a sus hijos con alguien.
Las madres incorporadas a la sección XVIII tuvieron que regresarse molestas y discriminadas a sus lugares de origen, perdiéndose de la fiesta y rifa que sus compañeros gozaban y que se desarrollaba cuando les impedían la entrada la cual fue cerrada a las 17:30 horas para que nadie más ingresara.
En pleno siglo XXI, además viniendo la orden de una dirigente profesora, fue cuestionada por las colegas maestras, y calificaron la acción como discriminatoria, además la fiesta se hizo 24 días después del 15 de mayo.
Las agraviadas también reclamaron a Radilla López que la fiesta era pagada con las cuatas que religiosamente pagan cada quincena, ya que les descuentan de su salario y ahora completado con la discriminación, insistieron en afirma “que eso definitivamente no vale”, reclamaron airadamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Realice su comentario.

Followers