lunes, 12 de junio de 2017

POLICRÓNICA

 Desarme…Ya va siendo hora que el gobernador del estado de Guerrero, Héctor Antonio Astudillo Flores, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), junto con el gobierno federal procedan de ipso facto al desarme de todos los grupos mal llamados autodefensa o policías comunitarios, ya se pasaron de la raya.

Del anuncio a la acción debe actuar el jefe del ejecutivo, porque ya se pasaron de los límites de la ley que  presumiblemente establece el Estado de derecho para los ciudadanos, pero más para los mal llamados grupos de autodefensa o policías comunitarios, que al postre ya están cometiendo no solo abusos, sino están llegando a la barbarie al matar impunemente a jóvenes, mujeres, ancianos y el ¡colmo! hasta bebés, cualquiera que hayan sido los motivos, de  ninguna manera se justifica la muerte de un niño, la última barbarie vivida fue en la comunidad de San Pedro Cacahuatepec, municipio de Acapulco en donde asesinaron con alevosía y ventaja a más de seis personas, por el autollamados policías de la Unión de Pueblos del estado de Guerrero (UPOEG) que dirige Bruno Plácido Valerio, quien se pasea por todo el estado con camionetas blindadas y escoltado con policías estatales, cuando se supone que debería ser resguardado por sus propios policías comunitarios ¿ni él mismo les tiene confianza?. Esa es complicidad del gobierno del estado, con la supuestas medidas “cautelares”, que definitivamente están fuera de la realidad, pareciera que en Guerrero hay ciudadanos de excepción, porque el señor  Plácido Valerio, ha demostrado en los hechos que es un delincuente protegido por el mismo gobierno. Una y otra vez hemos escuchado al mandatario Astudillo Flores que las autodefensas y sus acciones han llegado al extremo de la “barbaridad”. No debe estarlo anunciando, ni negociando, todos los grupos que no están amparados en Ley Número 701 de Reconocimiento, Derechos y Cultura de los Pueblos y Comunidades Indígenas del Estado de Guerrero, están al margen de la Constitución del estado y de la república. En lugar de hacer anuncios, ya estuviera procediendo en este  momento en que se ha comprobado una vez más de los excesos, entre ellos el de la UPOEG y otros como el Frente Unido para la Seguridad y el Desarrollo del Estado de Guerrero (FUSDEG), entonces es el tiempo para proceder sin demora al desarmen con el apoyo del gobierno federal, porque si no lo hacen ahora, lo que le va a generar al gobierno de Guerrero y  federal es un enfrentamiento y entonces habrá lamentaciones. Creemos que lo dice muy bien Astudillo Flores, al afirmar “que este es un buen momento para que el gobierno del estado, con apoyo de la Federación, ponga un hasta aquí a los grupos civiles de autodefensa o policías comunitarias que toman decisiones y acciones que llegan a la barbaridad”. La declaración la hizo luego de que la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (Upoeg) fue involucrada en una balacera que provocó la muerte de seis personas, entre ellas un bebé, en San Pedro Cacahuatepec, zona rural de Acapulco. En tanto que el  dirigente de la UPOEG, Bruno Plácido Valerio, dio su versión a  su modo y tergiversada, de que el sábado 10 de junio, las personas fallecidas quedaron en medio de un fuego cruzado entre policías del Sistema de Seguridad y Justicia Ciudadana (SSJC) de la Upoeg y un grupo de extorsionadores. Muchas de las veces con toda la comunidad del mundo, como en esta ocasión, cuando hay sucesos sangrientos, Plácido Valerio se va a Acapulco en lugares confortables ofrece sus conferencias y dice lo que le viene en gana para defender a su grupo armado. Esta vez se le fue la  boca al ofrecer que presentaría voluntariamente a todos los elementos involucrados en esa refriega a las autoridades de la Fiscalía General del estado. Sin embargo fue pura saliva, e incumplió, por lo menos en el fin de semana, así lo establece la Fiscalía General del estado, que lo estuvieron esperando por lo menos tres horas, y jamás apareció. Por lo que la institución emitió su comunicado de prensa con fecha 11 de junio del 2017 aseverando lo siguiente: “La Fiscalía General del Estado de Guerrero, se permite informar en seguimiento de los lamentables hechos ocurridos en la comunidad de San Pedro  Cacahuatepec, Municipio de Acapulco, donde fallecieron siete personas y dos menores de edad resultaran lesionados qué:El día de ayer—sábado--, en conferencia de prensa el señor Bruno Plácido Valerio dirigente de la Unión de Pueblos y Organizaciones de Guerrero, UPOEG, se comprometió a presentar el día de hoy, ante la Fiscalía Regional de Acapulco, a todos y cada uno de los policías ciudadanos miembros de su organización que participaron en los hechos citados con anterioridad. En este sentido, el Fiscal General Xavier Olea Peláez,  el Vicefiscal de Investigaciones, José Antonio  Bonilla Uribe  y el Fiscal Regional de Acapulco, Ricardo Quevedo Astudillo, estuvieron presentes de las 12:00 hrs  a las 15:00 hrs. esperando a los policías ciudadanos, para rendir su declaración ante el Ministerio Público, sin embargo, no se presentaron de manera voluntaria, tal y como se comprometió el dirigente de la UPOEG. La Fiscalía General del Estado continúa con las indagatorias del caso, para deslindar responsabilidades de quién o quiénes resulten responsables de éstos lamentables hechos que lastiman a toda la sociedad de Guerrero.Durante una gira de trabajo en el puerto, el gobernador señaló que “la fiscalía está haciendo su trabajo para tener información de lo que sucede ahí. Un asunto que debe llegar hasta sus últimas consecuencias en la ruta legal.Esas organizaciones son grupos armados que no defienden el interés de los pueblos, sino de grupo, pero ocasionan problemas como los recientes, en Tierra Colorada, en Mohoneras””. Como se observa, faltó su palabra, y está probado, que los delincuentes no tienen palabra de honor, por ello es que es un buen momento de poner un alto a la violencia que han ocasionado los grupos de autodefensa en el estado de Guerrero. Esto se logrará si es que tiene decisión y determinación el mandatario Astudillo Flores, de pasar de las declaraciones  de saliva a las acciones gubernamentales que el mismo pueblo se lo aplaudirá, ya no quiere más sangre que se siga derramando con cualquier invento del dirigente de la UPOEG. Ya son múltiples ocasiones, hasta masacres ocurridas, y no ha sido detenido, ni  llamado a cuentas, porque el gobierno de Guerrero se lo permite y se espera que en esta ocasión se aplique todo el rigor de la ley. El único grupo que se reconoce y que está avalado por la Ley 701, es la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC), por lo que ningún otro grupo está reconocido por el gobierno del estado ni por la Federación. Esta policía comunitaria tiene ya cerca de 22 años operando, principalmente en la región de la montaña. Lo que ha venido haciendo la UPOEG, definitivamente es inaceptable y brutal lo ocurrido en San Pedro Cacahuatepec, por lo que ya estuvieran haciendo operativos de detención de parte del gobierno federal y el estatal para presentar a esos criminales que acabaron con la vida de seis personas entre ellos mujeres y un bebé. Está comprobado que en los hechos de la balacera que provocó la muerte de un bebé, un joven de 17 años y tres mujeres y un hombre adulto, y que dejó tres niños heridos, pobladores culparon de la agresión a policías comunitarias de la UPOEG. No hubo ninguna agresión de los ciudadanos hacia este grupo civil armado, para ello, la Fiscalía General del estado, ya debe tener todos los elementos de investigación para proceder inclusive contra el mismo Bruno Plácido Valerio, como cabecilla de estos civiles fuertemente armados y que están violentando la ley de armas y explosivos y es el primero que debiera estar detenido por estos hechos, pues es el principal imputado, porque los disque policías comunitarios, actúan por órdenes de Plácido Valerio, entonces no se tiene que esperar más masacres, aunque con cinismo éste personaje maleante  todavía dice con toda desfachatez que “no se puede hablar de masacre, cuando son extorsiones por venta de lotes, son gente que se dedica a la extorsión y a delinquir. Es una explicación estúpida, y trata de engañar a la opinión pública, porque de acuerdo a la real academia, “masacre” significa “Matanza conjunta de muchas personas, por lo general indefensas. “en las guerras, se cometen muchas masacres”. Más claro, no puede ser, entonces Astudillo Flores y el gobierno federal se están tardando en actuar para aplicar todo el rigor de la ley a estos transgresores de la legalidad y de una vez por todas cumplir con lo ofrecido “orden y paz” contra estos autodefensas y policías comunitarios. Desde luego que la Fiscalía General del estado, tendrá que hacer un trabajo profesional y en corto tiempo los peritajes y se determinará si efectivamente hubo un enfrentamiento o fue una masacre, si se comprueba lo último, no hay de otra que el gobierno Astudillista deberá estar detenido Bruno Plácido Valerio, que ya son muchas las que se le han perdonado y esta vez ya no tiene escapatoria, ni explicación que convenza al respetable, y creemos que tampoco a las autoridades estatales y federales, estas últimos tienen que intervenir, porque está probado que la UPOEG trae armamento prohibido, es más el mismo dirigente lo ha reconocido,  y lo justifica de que él y su gente se enfrentan a narcotraficantes, pero también es cierto que es falso que el pueblo se lo haya pedido para estar usurpando funciones que le corresponde al Estado ofrecer seguridad pública a los ciudadanos y combatir a los delincuentes. También tendrá que explicar de dónde sacaron más camionetas blindadas para que las traigan sus grupos armados, como los que les recogieron en días pasados en la cabecera de Juan R. Escudero (Tierra Colorada” y hasta donde se sabe, tenían reporte de robo. Esta es una muestra más de que están cometiendo otros delitos, entonces porque seguir tolerando la presencia de estos autodefensas,  pues no están cuidando al pueblo, sino que lo están perjudicando en su patrimonio y en su integridad física. Son muchos excesos los que ha cometido Plácido Valerio y su UPOEG, tanto que está matando a gente inocente como los infantes, mujeres y jóvenes. ¡Ya basta!...18...El pasado viernes 9 de junio, se cumplieron 18 años de su partida del amigo y colega periodista, Javier Maciel Meza, quien perdió la vida por una enfermedad. Por lo que sus familiares, acompañados de amigos y conocidos estuvieron presentes en la misa que celebró uno de los sacerdotes en la parroquia del barrio de Santa Cruz. La homilía fue a las 19:00 horas del pasado viernes,  en donde hubo mucha asistencia. La familia Maciel Meza estuvo acompañada de muchas personas. A la distancia de 18 años se le extraña al amigo periodista, quien hacía un trabajo periodístico responsable, además contaba con una voz privilegiada de locutor. Su línea de trabajo fue siempre al lado del pueblo, difundiendo las causas nobles y justas de los ciudadanos más desprotegidos. Sabiendo que Maciel Meza era una persona inquieta, seguramente allá en donde esté,  debe estar haciendo periodismo a su muy estilo personal,  era su pasión,  entrega sin límite de tiempo. Muchos trabajos periodísticos fueron publicados en las páginas de La Crónica, Vespertino de Chilpancingo, mismos que en sus medios en donde laboraba nunca se los hicieron público, sufría la censura, y afortunadamente aquí siempre hubo espacio para reflejar lo que  realmente sentía por cumplir con su misión informativa. Hace 18 años se nos adelantó el amigo Javier Maciel Meza, y quienes lo conocimos de su verticalidad en su trabajo diario en el quehacer periodístico, se le extraña, por ello el pasado viernes se le recordó con una misa de acción de gracias en la parroquia del barrio de Santa Cruz. Por cierto, el trabajo de locutor, lo heredó su hermano como una manera de honrar a su memoria, otro gran amigo, Horacio Maciel Meza, un mecánico profesional y conocido en Chilpancingo. Actualmente colabora incondicionalmente en la estación de radio  XEUAG, que está cumpliendo 35 años. Desde hace un buen tiempo Horacio transmite los sábados su programa discoteque 90.7, que incluye música disco retro y otros géneros. Lo hace muy bien,  como cualquier profesional del micrófono, pues lo trae desde que fue niño, y participó en concurso musical de la otrora XELI. A la distancia de muchos años, volvió a los estudios el amigo Horacio Maciel Meza, por un lado nuestra felicitación y por el otro nuestra solidaridad de siempre ante esta irreparable pérdida de un colega periodista de los pocos que se manejaban haciendo periodismo independiente y libre. Seguramente al momento que se publique esa colaboración, el amigo Javier Maciel Meza, lo habrá de reproducir allá en su programa de noticias “Monitor Universitario” con esa voz inconfundible. Saludos en donde quiera que esté el amigo.…PelaTrump… Los aficionados mexicanos protestaron en el Estadio Azteca antes del encuentro entre el Tri y Estados Unidos. “Trump me la pela” y “Fuck Trump”, mensajes con los que mostraron su inconformidad en contra del Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. Los seguidores de la selección de las barras y las estrellas celebraron las manifestaciones. Entre la multitud también se hizo presente un imitador del magnate neoyorquino. México y Estados Unidos empataron 1-1 rumbo al Mundial de Rusia 2018.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Realice su comentario.

Followers