miércoles, 14 de junio de 2017

POLICRÓNICA

  Mecanismos...Han aparecido nombres rimbombantes, pero no hay nada eficaz, para proteger en su trabajo a los periodistas, en el caso Guerrero, hay una improvisación, el gobierno estatal lo hace para salir del paso, y hasta afirma que es para “solidarizarse” con el gremio de comunicadores.


Lo único cierto es que los periodistas de Guerrero, viven en la zozobra, pero eso no es pretexto para demandar “privilegios” para que este gremio realice su labor informativa, porque no son gentes de excepción, en todo caso el Estado debe cumplir con su obligación para garantizar seguridad para toda la sociedad guerrerense.  Todo esto, es resultado  de la desenfrenada violencia que se está viviendo no solo en Guerrero, sino en todo el país, pero hablando de nuestro terruño, la libertad de expresión y el trabajo de los periodistas es un tema muy complejo y hasta controversial, sobre todo en el mismo gremio. Ultimamente se ha estado hablando sobre el Mecanismo de Protección a Periodistas, y “la nueva Fiscalía”, pero no hay mayor información, además es relativamente “nuevo”, más cuando se habla de “medidas cautelares”. Todos los términos no están muy socializados entre los comunicadores y la sociedad, mucho menos explicados en que consiste, el  “mecanismo”,  fiscalía  y medidas cautelares, son conceptos que todavía no son parte de la jerga de la comunidad periodística. En un escenario hipotético, toda la vida los periodistas han hecho su trabajo libremente, se desplazan por sus medios, conviven con libertad con todos los sectores, y con el pretexto de la inseguridad, ambiente hostil y de violencia, ahora se cambie la imagen del reportero con policías resguardándolo, la verdad que en nuestro caso, no lo estamos viendo bien. Desde nuestra óptica, debe ser muy incómodo traer atrás a policías que se resguarde  la integridad física del periodista, cuando es la sociedad es la que más necesita de ello. La población, principalmente las más jodida, en lugar de ver al obrero de las teclas como una esperanza de que será el portador de sus demandas para que sean escuchadas por las autoridades de los tres niveles de gobierno, le perderían la confianza, al verlo rodeado de guaruras armados y hasta con camioneta blindada. Con ese tipo de “beneficios” se perdería totalmente la esencia del verdadero periodista comprometido con las nobles causas de la sociedad en general. Ultimamente se ha estado hablando y hasta reuniones para comentar entre funcionarios y periodistas que son seleccionados de manera elitista, no se ha emitido una convocatoria general. También en los últimos días se han sostenido varias reuniones entre amigos periodistas  en la que se escucharon diversas posturas sobre el perfil que debe reunir el o los representantes del gremio periodístico ante el Mecanismo de Protección a Periodistas, y “la nueva Fiscalía”. Hasta nuestra redacción nos hicieron llegar para compartir algunas conclusiones para ocupar esos espacios que el gobierno del estado está ofreciendo.  Entre otras cosas, plantean que quienes sean parte de esas instancias, sean periodistas guerrerenses de nacimiento. No deberá ser dirigente de alguna asociación, club, sindicato o federación de periodistas.  Demostrar que ejerce la actividad reporteril, al menos en el último año inmediato anterior. No haber sido director de Comunicación Social del Gobierno del Estado ni de alguno de los municipios de la entidad guerrerense. No haber sido jefe de Prensa de ningún partido político en Guerrero. No tener señalamientos de haber sido o ser “oreja” de ninguna instancia gubernamental y policiaca, en cualquiera de sus ámbitos. Gozar de suficiente solvencia moral entre el gremio periodístico. Gozar de solvencia económica y, de ser necesario, demostrar el origen de sus ingresos en el último año. Estar dispuesto a servir a los intereses del gremio periodístico, ante cualquier intento de sometimiento del sistema.  Que sepa comunicar a todo los periodistas. Dispuesto a atender las demandas de todos los compañeros, sin privilegiar los intereses de algún grupo de comunicadores. Son algunas sugerencias, pero que podrían ser incrementadas y perfectibles. …¿Confrontación?...El gobierno de Guerrero, tiene que tomar acciones radicales con la presencia de los grupos de autodefensa y disque policías comunitarios de todas las municipalidades, porque ya resulta cuestionable. En este momento está llamando la atención los integrantes de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) y Frente Unido por la Seguridad y el Desarrollo del Estado de Guerrero (FUSDEG), por sus confrontaciones armadas ha dejado decenas de muertos. Pero el que está siendo sometido a un severo escrutinio, pero no se actúa en su contra, son los que acaban de cometer una criminal masacre en una comunidad rural de Acapulco el viernes de la semana pasada. Ha tenido muchos cuestionamientos y habría que recordar que el pasado 24 de mayo, el dirigente de la UPOEG, Bruno Plácido Valerio hizo declaraciones a la prensa, sin pelos en la lengua,  responsabilizó al Gobierno Federal de la confrontación desde el desprendimiento del FUSDEG de la UPOEG, en el Valle de El Ocotito, municipio de Chilpancingo, se vio una clara intervención del Gobierno Federal, a fin de desarticular el movimiento por la Justicia y la Seguridad que había iniciado años antes en la Costa Chica de la entidad. Tuvo el descaro Plácido Valerio en afirmar temerariamente que la confrontación ha dejado más de 20 muertos de ambas partes en varios choques que se han dado; los más sangrientos en las comunidades de Xolapa, Tlayolapa y Ocotito, además de otros asesinatos que no han sido investigados. En las últimas semanas, la tensión se ha apoderado del corredor del Valle de El Ocotito a Tierra Colorada, luego del enfrentamiento que dejó tres muertos, un miembro de la UPOEG, un policía ministerial y un estudiante de Comunicación de la UAGro. Sobre la salida a este conflicto, el dirigente, dijo que la última palabra la tienen los pobladores de Juan R. Escudero, mediante la realización de asambleas, donde determinen que organización se hará cargo de la seguridad, o si quieren la salida de ambas. Ahí está la complicidad de los tres niveles de gobierno, por ello Plácido Valerio hace lo que le viene en gana, porque tiene toda la protección del gobierno. Sin embargo el mismo Plácido Valerio señaló que por el momento, no incursionarán a Tierra Colorada, aunque una y otra vez se han mantenido apostados en los alrededores, acción que el FUSDEG ha tomado como una provocación. Esa es la ruin actuación de este par de grupo de autodefensa, sin hacer cuentas de otros que operan en el resto de comunidades y municipios de Guerrero. Por ahora la UPOEG, está en la mira del gobierno estatal y federal, tras la masacre cometida en San Pedro Cacahuatepec. Hasta el día de hoy solo hemos escuchado repetidas declaraciones del gobernador del estado, Héctor Antonio Astudillo Flores de que es necesario que las guardias armadas dejen de operar en zonas que no son indígenas, porque no hay sustento legal para ello; además, sirven a intereses poco claros, y por eso, la que comanda Bruno Plácido Valerio, dirigente de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero, será desarmada. Insistimos que esto no se anuncia, sino se actúa a través de la Fiscalía General del Estado (FGE) la que ya debe tener integradas las carpetas de investigación de los hechos sangrientos registrados el pasado viernes en la comunidad de San Pedro Cacahuatepec, situación que cobró la vida de seis personas, entre ellos un bebé de cuatro meses de nacido, y otro menor de edad. Desde luego que  este tipo de grupos, que no son policías, sino grupos armados, para lo único que sirven es para defender intereses, que todavía no se acaban de aclarar. Por ello, es necesario que no operen en lo que no puedan operar, porque la Ley 701 de Reconocimiento, Derechos y Cultura de los Pueblos y Comunidades Indígenas del Estado de Guerrero, es muy clara, ya que son zonas indígenas; este tipo de grupos se han armado en lugares donde no hay explicación para que anden armados. Tampoco se aceptan este tipo de declaraciones del mandatario estatal, cuando todo mundo conoce que el líder de la UPOEG, Bruno Plácido Valerio, está señalado de tener vínculos con la delincuencia, sea cierto o falso, lo cierto que tiene cuestionamientos muy severos y además se ha demostrado que no solo su gente agrede a otros grupos de autodefensa, sino hasta mata a indefensos ciudadanos. Sobre el mismo tema de los autodefensas, el delegado en Guerrero de la Secretaría de Gobernación (Segob), Ramiro Ávila Morales  apenas anunció que “se actuará de manera contundente”. No queremos más anuncios, exigimos aplicar el rigor de la ley contra los transgresores, pues esos grupos armados que bajo el argumento de que la Ley 701 los ampara, se instalan en diversas zonas de Guerrero, cuando a todas luces están  “fuera de la ley”, toda vez que no se tratan de pueblos indígenas. Además está cometiendo excesos, puesto que ya se salieron de control y todavía siguen pensando el gobierno estatal y federal tomar decisiones y evitar que estos grupos armados sigan causando problemas. Pero si ya son muchos los que han hecho y todavía no son suficientes. Hasta la muerte de menores de edad y de niños, por el actuar de estos grupos.  Ya es urgente que actúen los gobiernos estatal y federal de manera contundente para detener a estos grupos armados. Reiteramos no queremos anuncios, ni amenazas está más que debatido de que están fuera de toda norma y ley estos civiles armados hasta con equipo de uso exclusivo del Ejército mexicano, como son los que operan en Tierra Colorada, Valle de El Ocotito y las regiones Norte y Tierra Caliente. Hasta el más ignorante sabe que esos señores están cometiendo un delito, por lo tanto son objeto de sanciones conforme a la ley.…Rivera…Al cumplir años el 6 de junio, el cardenal Norberto Rivera Carrera presentó al papa Francisco, su renuncia en tiempo y forma, tal y como lo marca el Derecho canónico, al cumplir 75 años de edad. El vocero de la Arquidiócesis de México, Hugo Valdemar, confirmó que el pasado 6 de junio, que “El cardenal presentó la renuncia en tiempo y forma el mismo día que cumplió años, el 6 de junio. La presentó ante la Nunciatura, ante el nuncio Franco Coppola y entregó su carta de renuncia como lo establece el Código de Derecho canónico”. Ahora el papa Francisco deberá valorar si deja más tiempo al cardenal Rivera Carrera al frente de la Arquidiócesis de México o bien, si viene un relevo pronto o le acepta públicamente la renuncia; “esa es una decisión absoluta y soberana del papa”. El cardenal camotero de Puebla, se retira de acuerdo al Derecho canónico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Realice su comentario.

Followers