miércoles, 21 de junio de 2017

POLICRÓNICA

  Corrupción...Sale a relucir en la Procuraduría General de la República (PGR) de que está a su máxima expresión la corrupción, falta de planeación y estrategia para llevar a cabo operativos contra el crimen organizado, por esa negligencia provoca muertes innecesarias de elementos policiacos federales como ocurrió el lunes en Guerrero.

Luego de la presunta emboscada a elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) dependiente de la Procuraduría General de la República (PGR) en la comunidad La Gavia, municipio de San Miguel Totolapan, región de la Tierra Caliente, lunes de esta semana, comenzaron a surgir quejas de los elementos de la falta de apoyos para realizar sus actividades y lo peor que no están. La información fue que  cuatro elementos de la Policía Federal Ministerial de la Procuraduría General de la República (PGR) fueron asesinados y siete fueron lesionados en una emboscada de supuestos miembros del crimen organizado en la comunidad de La Gavia, en San Miguel Totolapan, Guerrero. A través de un comunicado, la PGR lamentó y condenó los hechos. Informó que los agentes realizaban un operativo en contra del crimen organizado cuando fueron emboscados por civiles armados.  Durante el operativo se detuvo a tres presuntos operadores de una célula de la delincuencia organizada con presencia en la región y se logró el abatimiento de un presunto agresor.  “La Procuraduría General de la República, expresa su solidaridad con el sentir de las familias de los caídos en el cumplimiento de su deber y ha dado instrucciones a personal de la dependencia para coadyuvar con las autoridades locales en los trabajos de investigación, con la finalidad de ubicar a los responsables de este deplorable suceso”, expresó la dependencia federal. Sin embargo hasta nuestra redacción los elementos inconformes nos hicieron llegar una queja, solicitando socializar su sentir, ya que no cuentan con todo el respaldo oficial. La misiva  textualmente indica: “A todos los compañeros 103: Hoy, vivimos días difíciles en la PGR. No solamente es la situación de los compañeros muertos en Guerrero, emboscados por no planear el operativo, por no tener refuerzos y por no contar con perímetro de seguridad, como dictan las reglas de combate. Esto es solo la gota que derrama el vaso con estos mandos ineptos que llegaron con Omar García  Harfusch. Hartazgo de todos los policías federales ministeriales por el cobro de estadías (para lo cual, por cierto, nos hicieron firmar un oficio donde “negamos” que se nos pida cuota por parte del director general de protección a personas), es también la falta de gasolina, la carencia de equipo de trabajo, el no pago de viáticos, la cancelación del bono de fin de año y los innumerables castigos que se nos imponen cuando no se quiere hacer firmar una puesta a disposición en la que uno ni siquiera participa, entre otras cosas. Hoy la Policía Federal de México Ministerial (como el Procurador –Raúl Cervantes Andrade--dice que nos llamamos), está descompuesta con la llegada de Omar García  Harfusch y sus amigos de Investigaciones de la Policía Federal. De todos es sabido que el asunto de Guerrero fue mal ejecutado porque iba el mero director de investigaciones a reventar una casa donde le dijeron que había dinero. A eso se dedican estos azules que se hacen pasar por investigadores, a saquear, son unos pinches delincuentes vestidos de policías, que denigran el trabajo que por años hemos realizado los verdaderos Federales. De todos es sabido que al licenciado Dámaso le chingaron dos millones de dólares del departamento de la Anzures y aún así exhibieron a su señora en las cámaras de televisión. El licenciado ya mandó a su hijo el Mini Lic, a preguntar quién fue el culero que le hizo la grosería a su mamá. No tienen llenadero, venden las plazas, designan escoltas previa “cuota de recuperación” y piden renta a los compañeros que quieren tal o cual asignación. Al regional caído hace unos días en Morelia, lo mataron porque los mandos de la Cd de México se chingaron una lana y no cumplieron, se trató de un mensaje para el director general de mandamientos. Mientras Vidal Diazleal se dedica a chingarnos con arrestos y comisiones lejos de nuestras familias, para que no nos quejemos, sus directores generales saquean al país con la indiferencia del Procurador. De antemano les decimos que si pretenden desamparar a las viudas, hijos y familias en general de los compañeros caídos en Guerrero, por no tener oficio de comisión, les vamos a hacer un pedo mundial. Queremos que le paguen a todos los deudos puntualmente sus seguros de vida, sin excusas pendejas. Los quiero convocar compañeros 103, a que hagamos un paro nacional de labores exigiendo que la visitadora investigue las circunstancias en que se realizó el operativo donde murieron los compañeros en Guerrero, y de resultar alguna irregularidad (como sabemos que las hay) se deslinden responsabilidades administrativas y penales. Los convoco a que exijamos la renuncia de Vidal Diazleal Ochoa, y la remoción inmediata del amigo de Sidronio Casarruvias, Omar Hamid García Harfusch, quien conociendo las circunstancias del estado de Guerrero, donde fue jefe de los azules, debió enviar refuerzos para el operativo. Será que también es amigo de ElTequilero y le echó una llamadita para avisarle que iban para allá los geos? Cuantos muertos más tenemos que poner de este lado para que el Procurador –Cervantes Andrade--deje de hacerse pendejo y quite a estos pinches delincuentes impuestos por Luis Cárdenas Palomino y Genaro García Luna? Estamos hasta la madre! Con esta carta deja al descubierto de que la corrupción está a su máxima expresión en los altos mandos de la PGR y expone la integridad física de los servidores públicos policiales que van a operativos a exponer su integridad física. También sale a  relucir que hay muchas deficiencias administrativas para que puedan cumplir su labor de investigación y combate a la delincuencia. Además no hay planeación para llevar a cabo los operativos contra la delincuencia. No hay buen pago, sin equipo de trabajo, viáticos y otras prestaciones de ley, como un seguro de vida. Se creía falsamente de que en la PGR no había ese tipo de problemas que los hemos escuchado y leído en las dependencias estatales y la Fiscalía General del estado. Pero hablar de la PGR, como la máxima autoridad para investigar delitos del orden federal que son muchos, causa preocupación, porque se supone que hay todo tipo de controles para que esté blindada la dependencia y no haya duda de su trabajo en ninguno  de los aspectos.…Foxlocuras...Cada vez que abre la boca el ahora ex presidente de México, Vicente Fox Quezada por el Partido Acción Nacional, los mexicanos lo califican de qué está loco. Sabíamos que había duda sobre la salud mental de Vicente Fox Quezada. Su incontinencia verbal la hemos atribuido a un problema de medicación. Y sus escandalosas opiniones a una pérdida de valores, sobre todo, democráticos y éticos. Pero con sus recientes declaraciones nos queda claro que no tiene problemas de salud mental, más bien, tiene un problema llamado deshonestidad y otro conocido como exceso de cinismo. Fox Quesada no está loco como muchos piensan, al contrario, está bastante cuerdo y sabe lo que quiere para seguir recibiendo las prebendas del poder traducidas en dinero contante y sonante para llenar sus cuentas bancarias en el extranjero y particularmente en paraísos fiscales. Él y su esposa Martha Sahagún debieron haber sido enjuiciados por corrupción, por negocios ilícitos, por el robo al erario a manos llenas, por los negocios sucios a través de sus hijos, hijastros, los Bribiesca. Fox Quezada  no está loco, está infectado por un virus llamado poder. Si alguien dudaba que el poder enferma, solo basta que eche un vistazo al historial de los últimos años del ex presidente panista o priísta, ya no sé de qué partido es. Fox es el paradigma de esa patología llamada avaricia, generada por el enriquecimiento ilícito. Es un vividor del sistema, corrupto disfrazado de loquillo inofensivo, tiene un objetivo claro: acabar con Andrés Manuel López, dirigente nacional de MORENA y fuerte aspirante a la presidencia de la república, ofrece el ex presidente de México, el panista, impedir que llegue a la presidencia. Ya lo ha logrado en dos ocasiones. Él y sus amigos poderosos, enriquecidos con el trabajo y el sudor del pueblo mexicano, por supuesto que van a seguir luchando contra el líder nacional de Morena, porque por primera vez en la historia reciente de México, existe un candidato a la presidencia que ofrece algo distinto a los otros, alguien que está dispuesto a quitarle sus privilegios. El botudo Fox Quezada acaba de declarar que se encargará personalmente y no va a permitir que López Obrador llegue a la presidencia. Dice que por ese motivo se ha “reactivado políticamente”. En verdad que es un descarado al afirmar que por “amor a México”, él tiene sus “mañas” para impedir que López Obrador sea presidente: Si no el pueblo de México, yo me voy a encargar, yo personalmente, de que ese cuate (AMLO) no llegue, no queremos otra Venezuela aquí, no queremos más populismo y demagogia. Yo tengo mis mañas, yo tengo mis mañas. Efectivamente son un grupo de “mañosos” contrarios a los valores democráticos. Fox Quezada y sus amigos, priistas y panistas, incluso algún que otro perredista, son enemigos de la libertad, de la justicia y la decencia. Están empeñados en mantener a los mexicanos bajo el yugo de su poder económico y político, generador de pobreza y miseria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Realice su comentario.

Followers