viernes, 30 de junio de 2017

POLICRÓNICA

 Violencia...La violencia efectivamente no fue propiciada por el gobierno de Héctor Antonio Astudillo Flores del Partido Revolucionario Institucional (PRI), sino una herencia maldita por gobiernos amarillos de los últimos 10 años y medio, pero lamentablemente se ha venido incrementando, porque no está operando la promesa de “orden y paz”.

Habría que entender claramente que el gobierno de cualquier color de partido, tiene que asumir su responsabilidad, y no pasársela lamentando y echando culpas todo el tiempo a sus antecesores, bien o mal, ya no está vigente. Cuando se tiene alturas de miras, no es culpando a los gobiernos anteriores como se resuelve la problemática, principalmente la inseguridad, sino buscando los mecanismos para superar esos pendientes y demostrarle al pueblo de Guerrero en todo caso que son diferentes y que saben dirigir los destinos de un gobierno de cualquier nivel de sus tres órdenes. Pero lamentablemente escuchamos  que desde que llegó a ocupar la gubernatura el priista, Héctor Antonio Astudillo Flores, se ha estado lamentando, inclusive llegó afirmar que la violencia era entre  bandas criminales, sin embargo al paso del tiempo, ha tenido que admitir que la espiral violenta definitivamente le está pegando a todos los sectores de la sociedad guerrerense. Recordamos que el jefe del ejecutivo hasta se vanagloriaba en sus declaraciones, afirmando que los afectados por los hechos delictivos “no son turistas, ni personas famosas”, ahora reconoció que la ola de violencia es un tema delicado porque se rompió el esquema de que se trataba de “una lucha entre delincuentes”. Luego de los resultados violentos de antier miércoles en todo Guerrero, pero principalmente en Acapulco, el mandatario Astudillo Flores se vio obligado a modificar su postura frente a la dramática situación que se vive en el estado, luego de que el miércoles fueron ejecutados una decena de personas en distintos puntos de Acapulco, entre ellos el empresario restaurantero del conocido negocio “El Amigo Miguel”, Abundio Martínez en la zona importante del puerto “Punta Diamante” y un escolta del coordinador de la Policía Federal, David Portillo Menchaca. Entonces se le consultó el gobernador sobre la imparable ola delictiva en Acapulco y el resto de la entidad, Astudillo Flores respondió textual: “Sí, lamentablemente, eso es muy delicado porque se sale entonces del esquema que se ha venido teniendo en que la lucha es solamente entre delincuentes”. Entonces ahora lo obliga a replantear el tema ofrecido del “orden y paz”, porque los ciudadanos ya estamos hartos de tanto crimen con o sin razón, pero si  ya le están pegando a los “famosos”, “importantes” y connotados ciudadanos, entonces se está viviendo un desgobierno que debe preocuparle y ocuparse el actual gobierno. Tristemente las estadísticas refieren que los hechos criminológicos van a la alza, por lo tanto, se debe adoptar nueva estrategia. Para evadir su responsabilidad, había venido  remachando el gobernador de que ante los hechos de violencia que se han registrado en el estado de Guerrero, el gobernador, Héctor Antonio Astudillo Flores señaló que este fenómeno no empezó en su gobierno, pero reconoció que la tendencia de ejecuciones va en aumento. Aunque está el problema evidente seguía negando la dimensión del problema de la inseguridad pública. Ahora se espera que Astudillo Flores también ofrezca más y mejores resultados a la paz y tranquilidad. Las estadísticas son elocuentes, por ejemplo el 2012, fueron dos mil 310; en 2013, las víctimas alcanzaron la cifra de dos mil 87; en el 2014, el saldo fue de mil 514; en el 2015, fueron dos mil 16; en el año 2016, las víctimas fueron dos mil 280, y en lo que va del primer trimestre del 2017, los homicidios suman ya 664. Como se puede advertir de 2011 a 2017, se registró que en el año 2012 se ha alcanzado la mayor cifra con dos mil 310 homicidios dolosos, con excepción del año 2014, ha habido ligeras variaciones, que mantienen una tasa de dos mil 60 casos por año. Ante esto, el mismo Astudillo Flores, justificó con estas cifras, que la violencia homicida no ha sido causada por su gobierno, por el contrario, dijo, han tratado de abatir los niveles delincuenciales, pero que a diferencia de administraciones anteriores, actualmente no dé cuenta con la misma cantidad de recursos. Lo más sensato es que reconozca de que es un problema grave en materia de seguridad, que afecta al estado, pero que afecta también a todos los municipios, además la policía estatal es numéricamente insuficiente, pero el salario que recibe cada uno de sus miembros, se debe  revisar frente a los estándares en el país, porque cada uno de los elementos tiene que tener ingresos decorosos, más ahora que son tiempos de mucha dificultad. Pero también es necesario que los policías estén certificados y pasen los exámenes de control y confianza. Está emplazado el jefe del ejecutivo a cumplir con sus compromisos de campaña “Orden y paz”, y que los ciudadanos realicen sus actividades protegidos por la ley. Hasta hoy último día del mes sexto del 2017, con el que se cumplen 20 meses de su sexenio, el saldo es el crecimiento de la violencia que se ha convertido muy compleja. Sin embargo públicamente había pedido a los guerrerenses que le dieran un año de gracia para ofrecer resultados, pero tristemente eso ha quedado en puro discurso político, nada concreto. Habido muchas omisiones para atender los hechos violentos en las siete regiones del estado. Aunque niegue Astudillo Flores de que su gobierno no ha sido omiso, ni lo será, pero los trata de justificar “recibimos grandes problemas y habremos de enfrentarlos con acciones de ese mismo tamaño”.  De la palabra a los hechos, hay mucho trecho, por ello es necesario que el jefe del ejecutivo en lugar de entrarle al debate si está cumpliendo con su tan llevado y traído “orden y paz”, debe exigirles a sus colaboradores que cumplan a cabalidad antes de que los arrastre la inseguridad pública. Lo bueno en algunas declaraciones a la prensa ha externado Astudillo Flores “estoy claro que estoy obligado a ofrecer resultados y no rehuímos del compromiso”. Entonces el 27 de octubre cuando se cumplan los primeros dos años, se espera que no solo ofrezca anuncios, sino resultados de que ya está enderezando la barca que recibió casi hundida por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), después de desgobernar Guerrero por 10 años y medio y por ello no hay castigo por los saqueos, hay total impunidad.…Radios…En las últimas horas,  el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) entregó 123 títulos de concesión de 96 nuevas frecuencias de radio en FM y de 27 nuevas frecuencias en AM a 57 compañías ganadoras de la licitación más ambiciosa que ha existido en su tipo, a pesar del conflicto surgido con la empresa Tecnoradio, que resultó tener vínculos con Radiorama. El día de ayer martes, al menos 43 de las 96 nuevas frecuencias de radio en FM transmitirán tanto en tecnología analógica como digital e incrementarán en 10 por ciento el número total existente de estaciones comerciales. “Desde hacen más de veinte años no se habían otorgado nuevas concesiones de uso comercial en radiodifusión sonora; esto, como producto de la reforma de telecomunicaciones que permitirá que el público en distintas regiones del país cuente con nuevas opciones de información y de entretenimiento”, afirmó Gabriel Contreras, comisionado presidente del IFT, en el acto de entrega de los respectivos títulos de concesión. Del total de nuevos competidores, 47 obtuvieron frecuencias en FM, siete sólo en AM y tres obtuvieron en ambas bandas. Los consorcios que presentaron las frecuencias subsecuentes más altas en relación con las propuestas descalificadas de Tecnoradio tendrán hasta el 31 de julio para pagar las contraprestaciones correspondientes. El primer proceso de licitación de este tipo en los últimos 20 años inició en junio de 2016 cuando se recibieron 421 manifestaciones de interés para participar en la licitación, por parte de 189 personas físicas y 232 personas morales. El 15 de enero pasado el IFT aprobó la constancia de participación de 167 interesados que acreditaron capacidad administrativa, jurídica, financiera y técnica.…AllaDóriga…La madrugada de este martes 27 de junio asaltaron las oficinas de Joaquín López-Dóriga, en el edificio de Radio Fórmula, ubicadas en Polanco. El periodista reportó en una transmisión de Periscope que rompieron cajas, abrieron gavetas, se robaron computadoras portátiles, celulares y hasta una fotografía. “Todo lo revisaron, todo lo revolvieron, aparentemente”, mencionó Lopez-Dóriga en la transmisión en la que se observan cajas rotas y papeles en el piso de la oficina. De acuerdo con López-Dóriga, los ladrones llegaron en la madrugada, rompieron la chapa, “se fueron directos”, abrieron cajas y cajones, se llevaron una fotografía y tomaron aparatos celulares y computadoras portátiles. “¿Qué hay de valor? Nada. Las computadoras, los teléfonos celulares que se llevaron… y la información de todas las computadoras”, agregó. El periodista se dijo preocupado y enojado por lo sucedido.“Se lo reporto desde estas oficinas con tristeza, con desazón, con algo de enojo, con cierta preocupación, pero es la ciudad en la que nos tocó vivir”. Luego de los hechos, la Procuraduría General de Justicia capitalina informó que la Fiscalía Central de Investigación para la Atención de Asuntos Especiales y Electorales, a través de la Agencia Especializada para la Atención de Delitos Cometidos en Agravio de las y los Periodistas dio inicio a una carpeta de investigación por el delito de robo a un lugar cerrado, “contra quien resulte responsable”. En un comunicado, la Procuraduría indicó que el ilícito ocurrió presuntamente en el transcurso de la madrugada de este martes, en un edificio ubicado en la colonia Chapultepec Morales, delegación Miguel Hidalgo en la Ciudad de México. Las autoridades ya realizan las primeras diligencias en el lugar con inspección ocular, levantamiento de indicios con peritos, entrevistas a posibles testigos, así como la revisión de cámaras del C4 y particulares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Realice su comentario.

Followers