jueves, 8 de junio de 2017

PRINCIPAL DE PRIMERA PLANA

Inseguridad y ambulantaje
ahoga el mercado Baltazar
Javier Francisco Reyes.—El mercado central “Baltazar R. Leyva Mancilla”, lo ahoga la inseguridad contra los comerciantes, consumidores y también el incontrolable crecimiento de los vendedores ambulantes, en tanto está ausente la autoridad del presidente municipal capitalino, el priista Marco Antonio Leyva Mena.
La Crónica, Vespertino de Chilpancingo, realizó un recorrido, pudo constar que existe miedo de los mercaderes y consumidores, estos últimos han mermado su presencia, al asegurar que ya no van a comprar, porque el presidente municipal Leyva Mena no garantiza la seguridad para nadie, solo la de él y su familia.
Los comerciantes establecidos afirmaron que no obstante al registro de asesinatos y balaceras en pleno día en el interior del mercado “Baltazar R. Leyva
Mancilla”, las autoridades  municipales y estatales no han implementado ningún operativo de seguridad, y el lugar se encuentra sin vigilancia policiaca.
Por la presencia violenta, principalmente de los últimos días, los clientes paulatinamente se van retirando a comprar sus diversos productos, temen que de un momento a otro se desaten balaceras como ya ha sucedido a pleno luz del día.
Esto, luego de que el pasado miércoles  de la anterior semana, dos hombres fueron atacados a balazos por desconocidos en el área de carnes; en el lugar murió un joven, el otro perdió la vida cuando recibía atención en un hospital.
En tanto el día martes se registró otra balacera. El mes pasado otro hombre fue asesinado en el área de comida, en tanto en marzo un hombre fue asesinado al interior del mercado, y uno más sobre la avenida Insurgentes frente a la central de abasto.
Al realizar un recorrido por las naves del mercado, se constató que no hay presencia de la policía federal, estatal y hasta militar, eso genera más inseguridad y nada más llegan cuando se les reporta algún hecho de sangre.
También se pudo corrobora durante el recorrido por todas las naves, no hay presencia policiaca haciendo recorridos, mucho menos se han instalado puntos de vigilancia, como lo ofrecieron las autoridades municipales.
En la nave de carnes, en donde se han registrado más asesinatos a balazos, no ha presencia policial y lo mismo se puede verificar en las calles aledañas, incumpliendo con ello la palabra del alcalde priista, Marco Antonio Leyva Mena.
Existe preocupación por los comerciantes, porque ya están viendo la nueva realidad, los consumidores paulatinamente se van retirando, se van a otras opciones de compra, gracias a la violencia que se está acentuando cada día más, existe temor de que sean víctimas de la incontrolables balaceras.
“Hemos visto que la gente viene menos o si llegar a estar con nosotros, solo compra lo que más necesita y de inmediato se retira”, sostiene uno de los comerciantes establecidos en el mercado central.
Hay miedo para todos, eso genera incertidumbre para las ventas, y no hay apoyos del gobierno municipal y estatal para recapitalizar los negocios, se quejaron los locatarios establecidos.
Los constantes hechos violentos que se han presentado en el “Baltazar R. Leyva Mancilla” les ha pegado muy fuerte, revelan los entrevistados pues cada día hay menos consumidores.
Refieren “Los policías hasta acá dentro no llegan, llegan a la parte de afuera, se dan la vuelta, y se van, pero no hay una vigilancia permanente”.
AMBULANTAJE OTRO PROBLEMA EN EL MERCADO
Locatarios del mercado “Baltazar R. Leyva Mancilla”, denunciaron que se ha duplicado el número de vendedores ambulantes, por lo que exigieron que sean regulados de manera inmediata, pues generan un riesgo para los comerciantes y los ciudadanos.
Los comerciantes dijeron que debido a la proliferación de ambulantes que incluso han cerrado calles, las cuales son principales accesos para llegar al establecimiento, temen que se registre una tragedia como la del año 2003, cuando un incendio consumió más de 400 locales.
Un grupo de inconformes señalaron varios negocios establecidos han cerrado por las bajas ventas a consecuencia del incremento de ambulantes.
“Si llegara a ocurrir alguna desgracia como ya pasó el 24 de mayo del 2003 cuando se incendió el mercado, se perdieron 400 locales fijos, 200 de ellos en pérdidas totales dejando sin sus patrimonios a muchas familias”, expresó el comerciante Daniel Ocampo Nava.
Ante la problemática, dijeron que ya informaron a las autoridades del riesgo que corren debido a que no tienen por donde salir, no cuentan con extintores y otras medidas de seguridad.
Afirmaron que ya se le notificó a Humberto Peraza Gil, secretario de Desarrollo Económico, Comercio y Turismo del municipio; a Patricia Reyes Mejía, regidora de Gobernación y, a Juan Manuel Valenzuela, Director de Gobernación, quienes han hecho caso omiso.
Denunciaron que un grupo de vendedores ambulantes, hace unas semanas cerró la calle Violeta que se encuentra en la parte trasera del mercado, y esto ya lo notificaron a las autoridades de Protección Civil del Gobierno del Estado, porque incluso, algunos se apostaron a espaldas de un tanque estacionario que contiene miles de litros de gas LP.
El comerciante Miguel Ángel Ramírez Hernández, dijo que el mercado se encuentra abandonado por las autoridades.
En la calle 21 de Marzo, agregó, hace unos días una mujer mayor sufrió ataque cardiaco, hasta donde paramédicos de la Cruz Roja acudieron para auxiliarla pero al trasladarla a un hospital tardaron más de media hora en salir de esa zona, debido a que la ambulancia no tenía el suficiente espacio para maniobrar.
Mencionaron que a los comerciantes establecidos les ha afectado el ambulantaje, porque sus ventas han bajado y ello ha generado el cierre de por lo menos 12 negocios ubicados en la Nave 4, principalmente de la venta de comida.
Además, dijeron que existe el riego porque existen vendedores ambulantes que ofrecen carne en las inmediaciones del mercado, sobre la calle, sin estar certificadas por las autoridades de salud como lo marca la ley.
Reconocieron que todos tienen la necesidad de vender, por lo cual, lo único que piden es que se haga una regulación de los vendedores ambulantes, pues hay más de mil; cantidad mayor a los establecidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Realice su comentario.

Followers