miércoles, 14 de junio de 2017

SEGUNDA PRINCIPAL DE PRIMERA PLANA

Paro y bloqueos dos días;
imposible 15% salarial:LM

Bernardo Torres.--En el segundo día de movilizaciones y paro de labores, por integrantes de la sección XXVIII del Sindicato Unico de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG), siguen exigiendo un aumento salarial del 15 por ciento y 30 por ciento en prestaciones, por lo que hoy miércoles bloquearon el centro de la ciudad, paralizando las actividades de la ciudadanía, en tanto la mañana de este día el alcalde priista, Marco Antonio Leyva Mena consideró imposible, ya que implicaría un gasto de 25 millones de pesos.
Al no lograr acuerdos en la mesa de diálogo instalada ayer martes con representantes del Ayuntamiento, la mañana de hoy miércoles, reanudaron sus movilizaciones
y mantuvieron cerradas las sedes del Gobierno Municipal.
Alrededor de las 09:00 de la mañana, los cerca de 700 trabajadores que se encuentran en paro, se plantaron sobre las avenidas, Presidente Juárez, Ignacio Manuel Altamirano y Juan N. Álvarez, en el centro de la ciudad, bloqueando totalmente las tres vialidades.
El martes al mediodía se instaló una mesa de diálogo, entre el ayuntamiento y los líderes sindicales de la Sección XXVIII del Suspeg, encabezados por J. Natividad Adame Martinez, a fin de buscar acuerdos, pero los esfuerzos no han rendido frutos.
A decir del alcalde capitalino, el priista, Marco Antonio Leyva Mena, los líderes sindicales han adoptado una postura intolerante, quienes primero aceptan una propuesta, van a consensan con las bases y regresan con una propuesta totalmente distinta que impide llegar a una solución.
La exigencia de los manifestantes es el otorgamiento de un aumento salarial del 15 por ciento, como fue el año pasado, sin embargo la administración municipal, ha dejado claro que las finanzas y recortes presupuestales actuales, impiden un aumento por esta suma, y ofrece el 10 por ciento.
Otra de las demandas es el pago de un bono por el Día del Padre, y la destitución del Secretario de Finanzas del Municipio, Héctor Ávilez García, a quien acusan de ser incompetente, ante este movimiento.
Para realizar los trámites y servicios más urgentes, el Ayuntamiento ha habilitado cajas en las oficinas del Instituto Municipal de la Juventud, pues el Palacio Municipal, la Dirección de Servicios Públicos Municipales y a Dirección de Salud, se encuentran tomados por los trabajadores.
IMPOSIBLE DAR 15% SE DEJARIA DE HACER OBRA
El presidente municipal de Chilpancingo, el priista Marco Antonio Leyva Mena, la mañana de hoy miércoles en su conferencia semanal del martes, la pasó este día y en un conocido restaurante, consideró imposible un aumento del 15 por ciento a trabajadores del ayuntamiento, que iniciaron un paro de labores, este martes por la mañana.
Dijo, que el aumento del 15 por ciento que se les otorgó el año pasado a los miembros de la Sección XXVIII del SUSPEG, fue posible porque las condiciones financieras eran distintas a las de ahora, que enfrentan recortes presupuestales del estado y la federación.
Incluso, dijo, que si se otorgara este aumento, se tendrían que suspender obras por un monto de 25 millones de pesos, obligando a la administración municipal a cancelar construcción de escuelas, centros de salud, parques, pavimentación de calles y alumbrado público.
Previo al paro de labores, la propuesta de la comuna, ha sido un incremento salarial del ocho por ciento al salario base y 10 por ciento a las prestaciones, pero no ha sido aceptado por los líderes sindicales, quienes dijo, han adoptado una postura intolerante.
Para el alcalde, el conflicto, va más allá de las exigencias de la base trabajadora, y ve la intervención de líderes que buscan generar caos en su administración, como es el caso del diputado local, Sebastián de la Rosa Peláez.
Hizo un llamado a esta organización sindical a retomar el diálogo, a fin de que sean liberadas las instalaciones tomadas, como el Palacio Municipal, la Dirección de Servicios Públicos Municipales y la Dirección de Salud, para permitir que la población tenga acceso a estos servicios.
“No se pueden tomar las oficinas, tendremos que dialogar en todo momento, pero tampoco podemos pasar por alto la ley y se tendrán que levantar las actas administrativas correspondientes”, advirtió.
El primer edil, adelantó que no contempla el uso de la fuerza para liberar los inmuebles tomados, pero definitivamente las finanzas del municipio no están para otorgar este aumento, que obligaría también a un nuevo endeudamiento. (API).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Realice su comentario.

Followers