martes, 20 de junio de 2017

SEGUNDA PRINCIPAL PRIMERA PLANA

Agudizará crisis espionaje
a periodistas y defensores
Bernardo Torres.--El espionaje a periodistas y activistas en México, exhibido por el diario estadounidense, agudizan la crisis de derechos humanos que se vive en el país, alertó el director del Centro José María Morelos y Pavón, Manuel Olivares Hérnandez y organizaciones de periodistas.
Para el activista, este tipo de prácticas del Gobierno Mexicano no son nuevas, la tecnología y el aparato de inteligencia, han sido usados con fines de “contrainsurgencia” y no porque estén tratando con grupos subversivos, sino porque son personas que se ponen al servicio de las víctimas.
Consideró que es contradictorio, porque mientras
miles de personas son asesinadas en México y en Guerrero, familias son desplazadas, secuestradas o desaparecidas y las autoridades “no pueden hacer nada” para desarticular esas bandas de delincuentes.
Este lunes, se dio a conocer que varios periodistas, en su mayoría críticos del actual gobierno, y activistas relacionados a los casos Tlatlaya, Atenco y Ayotzinapa, están siendo espiados por el gobierno mexicano, a través de tecnología celular.
El Centro de Derechos Humanos, José María Morelos, ve una estrategia del gobierno para desarticular los movimientos, organizaciones sociales que luchan por las víctimas, y dividir a los periodistas.
Alertó, que toda la información recabada mediante el espionaje, va a ser usada en contra de los implicados en esta situación, cuando al gobierno le convenga.
“Resulta que ahora ya no podemos hablar de nuestras familias, cosas privadas, porque el gobierno está grabando nuestras llamadas, y que a ser utilizada para amenazar, reprimir e inhibir nuestra labor social e incluso para chantajearnos”, dijo.
Con el espionaje a periodistas y activistas, Manuel Olivares, dijo que se agudiza la crisis de derechos humanos en el país, que el gobierno en lugar de resolver, recurre a buscar silenciar a quienes los exhiben ante instancias internacionales.
Expuso el caso de los pueblos desplazados por amenazas del crimen organizado, sobre los cuales el gobierno niega las cifras, para mantener invisibilzado ese problema “tan grave” en el país, para mandar el mensaje de que “en México no pasa nada”.
“Se dice que vivimos en un estado de derecho, un estado democrático, que no existe, porque todas las leyes son elaboradas para proteger a la clase privilegiada, el gobierno está no solamente cometiendo un delito, es un acto inmoral, totalmente ilegales, que exhibe que vivimos una crisis de derechos humanos”.
Para el periodista, Zacarías Cervantes, miembro de la Asociación de Periodistas del Estado de Guerrero, el espionaje, es la prueba de no tiene caso implementar mecanismos y protocolos, cuando es el mismo estado, quien está vigilando para ver a quien controla “o más bien está controlando a quienes piensa que son un riesgo para el gobierno”.
Insistió en que no se puede confiar en la supuesta protección del gobierno, cuando las agresiones y el hostigamiento provienen desde dentro del aparato gubernamental.
Sobre la gravedad del espionaje a periodistas, dijo; “es gravísimo, porque nos pone en un estado de mucho mayor vulnerabilidad, no solamente estamos en riesgo ante los grupos fácticos, nos tienen vigilados para actuar en contra de nosotros cuando lo considere”. (API)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Realice su comentario.

Followers