martes, 27 de junio de 2017

Sin vergüenza y de manera grotesca los dirigentes del PRI  estatal y de Acapulco, Heriberto Huicochea Vázquez y Fermín Gerardo Alvarado Arroyo, festinan  lo que no han ganado todavía en  elecciones constitucionales que serán en el 2018, lo reducen a comisarías. (Leer PoliCrónica).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Realice su comentario.

Followers