jueves, 29 de junio de 2017

PRINCIPAL DE PRIMER PLANA

Insiste Astudillo no
encontrar
El Perro
Ezequiel Flores Contreras.--A pesar de que el equipo “interceptor de comunicación” adquirido a la empresa Neolinx y conocido como “El Perro” ha sido utilizado en casos de secuestro radicados en la Fiscalía General del estado (FGE), el gobernador priista Héctor Antonio Astudillo Flores insiste en negar su existencia.
“He hablado con el fiscal Xavier Olea Peláez sobre este tema. Tampoco está, no está, no lo tenemos pues. No está en la idea del gobernador andar espiando a nadie y reitero, no tenemos el aparato”, expresó el mandatario y
remató:
“No lo hemos encontrado en ningún lugar y tampoco tenemos planeado tener un aparato que pueda servir para escuchar conversaciones o algunos otros mecanismos para rastrear, para saber qué es lo que van a hacer o qué es lo que no van a hacer”, indicó el martes Astudillo Flores.
No obstante, el gobernador no ha explicado por qué a dos años del proceso de entrega-recepción, decidió afirmar públicamente que no encuentra el equipo de espionaje que fue adquirido el 4 de junio de 2014 durante la administración de Ángel Heladio Aguirre Rivero, mediante “un proceso irregular” donde se utilizaron 17.5 millones de pesos de fondos federales para seguridad y que benefició a la empresa de Gilberto Enríquez, enlace del gobierno de México con la empresa italiana Hacking Team, enfocada en el uso y manejo de software para hackear computadoras y teléfonos inteligentes.
Al respecto, fuentes oficiales informaron a Apro que “El Perro” ha sido utilizado por la FG en al menos 400 casos de secuestros de 2014 a la fecha donde no sólo se rastrean equipos móviles de telecomunicación, “sino también se interceptan llamadas y mensajes de texto”.
Es decir, el software denominado por la empresa proveedora como “equipo interceptor de comunicación” y conocido como “El Perro”, tiene la capacidad para intervenir llamadas telefónicas y mensajes de dos vías de dispositivos móviles, indicó la misma fuente.
El viernes 23, la fuente informó a este reportero que “El Perro”, también es clasificado como “un aparato de rastreo” de telefonía celular y se utilizó en el caso Ayotzinapa “para realizar una red de vínculos” de los dispositivos móviles que estuvieron activos durante la noche de la masacre y desaparición de los 43 normalistas.
Actualización reciente
Las mismas fuentes informaron que hasta el momento, las autoridades ministeriales siguen operando “El Perro”, incluso el titular de la FG, Xavier Ignacio Olea Peláez, recientemente solicitó al gobernador Astudillo Flores la cantidad de 100 mil dólares para actualizar el software en la tecnología de telecomunicación denominada 5G.
Desde que el martes 20, cuando Apro recordó que esta agencia dio a conocer en abril de 2016 que el gobierno de Guerrero adquirió dos años antes con recursos federales el equipo de espionaje a la empresa Neolinx, el gobernador Astudillo Flores se ha enfocado a negar la existencia de “El Perro”.
Ello a pesar de las pruebas documentales en poder de Apro como la copia del contrato de compraventa que fue entregada por la FG, vía transparencia, a este reportero el 18 de abril de 2016 y que está registrado con el número SFA/DGASG/AD/RE016/2014 y tiene como concepto la adquisición de un software (equipo interceptor de comunicación), para la FGE.
Es decir, el documento fue entregado casi un año después del proceso de entrega-recepción del gobierno de Astudillo Flores y su antecesor, periodo en el que las autoridades estatales no documentaron la presunta ausencia del equipo de espionaje.
El contrato fue suscrito el 4 de junio de 2014 por el exsubsecretario de Administración, Víctor Hughes Alcocer, quien fue encarcelado y acusado por la PGR de malversar y desviar recursos públicos, así como por el representante legal de la empresa Neolinx, Bernabé Lira Uribe. (proceso.com.mx).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Realice su comentario.

Followers