jueves, 6 de julio de 2017

COLUMNA

Sin Concesiones
Armando Patrón Torres
•¿De dónde provienen los millones que despilfarra Cesar Armenta Adame?
•El grupo de juniors corruptos y frívolos

Al gobierno de Héctor Antonio Astudillo Flores del Partido Revolucionario Institucional, le interesa más imponer como alcaldes y diputados a sus achichincles, que resolver los problemas de fondo que tienen sumido a Guerrero en la más grave crisis humanitaria y de inseguridad.
Para ello ha permitido y ordenado que por medio de la Secretaría de Finanzas y Administración, se les destinen millones de pesos a sus allegados con la finalidad de seguir preservando el poder,  seguir enriqueciéndose impunemente, y poder seguir auto festejándose su
cumpleaños de forma frívola, mientras cientos de familias pierden a sus seres queridos en esta guerra sin cuartel.
Así están las cosas en la entidad suriana. El gobernador de fiesta mientras la ciudadanía vive en la zozobra, los robos, asaltos, secuestros y asesinatos aumentan. Es buen momento para señalar la forma de gobernar de un personaje enamorado de su propio cuerpo, ególatra en todos los sentidos, amante de su sonrisa y de su propia imagen. Un hombre que gasta miles de pesos para auto festejarse su cumpleaños, mientras que los guerrerenses viven en la extrema pobreza, que enfrentan la más terrible crisis producto de la torpeza e indiferencia de sus gobernantes.
Ahora con la finalidad de perpetuarse en el poder, el gobernador ha instruido a sus amigos que se destine el mayor dinero posible a sus achichincles como lo es el caso de su secretario particular César Armenta Adame, que dispone de todos los recursos a su alcance para promocionarse rumbo a la alcaldía de Chilpancingo, sin otro merito más importante que es el de haber servido de maletero del gobernador en turno.
Tanto César Armenta Adame, como su jefe se han enriquecido ilícitamente, han hecho del dinero público lo que ha querido. Nadie sabe de dónde sale el dinero que despilfarra  para financiar actos en su apoyo, a nadie le rinde cuentas. Todos los Presidentes de los Comités seccionales, reciben recursos de manos del Secretario Particular del gobernador. Son millones de pesos repartidos a diestra y siniestra entre organizaciones sociales y líderes priistas con la finalidad de consolidar una estructura asistencialista y corrupta que lo lleve a la candidatura a alcalde y posteriormente a gobernar la capital del estado.
Tanto César Armenta Adame como el regidor de Obras Públicas del Ayuntamiento, Julio César Morales Díaz, son parte de los políticos saqueadores del erario, ambos perciben millones de pesos por parte de las autoridades del gobierno para promocionar sus aspiraciones políticas, asimismo disponen de aviadores y líderes corruptos bien pagados para lograr sus fines.
A pesar del descredito que tiene al PRI rumbo al colapso en las próximas elecciones del 2018 en que se elegirá al Presidente de la República, el gobernador del estado se mantiene en la tónica de utilizar recursos públicos para imponer a sus “maleteros” quienes sólo tienen el mérito de haber siso sus leales, pero que no cuentan con la más mínima capacidad de gobernar.
¿De dónde proviene el dinero? ¿Por qué tira más recursos que el actual presidente municipal para financiar su campaña? A pesar de todo el dinero que reparte sin ton ni son, César Armenta Adame, no ha podido levantar su imagen, es una persona sin carisma. Al igual que su jefe es experto en engañar, en mentir, en simular estar con las causas sociales. Armenta Adame no tiene sentimiento, no tiene alma, es una persona que no siente lo que al otro le pasa, no tiene empatía, no tiene vergüenza, no tiene remordimientos, no aprende de la experiencia.
El Secretario Particular del gobernador Astudillo Flores, Armenta Adame, es un hombre corrupto y vacío, es parte de una camada de juniors alejados de los problemas sociales, que no sienten nada, que no tiene empatía.
Pertenece al grupo de cercanos al gobernador, que son manipuladores, que necesitan poder y dominación porque parece que en la primera infancia se les ha cortado el vínculo de amor, el puentecito entre la madre e hijo, por circunstancias, en una primera etapa, no necesariamente por muerte, porque puede esta persona haber tenido padres sustitutos pero no ha habido sustitución afectiva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Realice su comentario.

Followers