jueves, 6 de julio de 2017

NOTA

Camión carambola de CTM con
permiso municipal de Acapulco

Miguel Ángel Mata Mata.ACAPULCO, GRO.--Propiedad de Adrián Rivera Ortega, secretario general del sindicato de la construcción, autotransportes, choferes, operadores similares y conexos, amparado por la Confederación de Trabajadores de México, el camión de volteo accidentado en la avenida Escénica, en horario no permitido para circular por esa importante arteria cuenta, sin embargo, con un permiso para “circular libremente” por todas las calles y avenidas del puerto “con excepción de la avenida Farallón”, según se lee en un permiso expedido por el gobierno municipal de
Acapulco, cuya firma pertenece al coordinador general de movilidad y transporte, Eutimio Rodríguez Maganda.
El martes por la mañana, un camión de volteo, sin frenos, paró su loca carrera al maniobrar el chofer y estrellarse con autos estacionados junto a dos tiendas de conveniencia, ubicadas a un costado de la Base Naval de Icacos, dejando a siete personas heridas, una de gravedad, entre las que se encuentran el ex diputado y ex secretario del trabajo, Ernesto Vélez Memije y la esposa del secretario estatal de turismo, Marcela Pintos de Rodríguez, asi como la humilde “vieneviene” encargada del sitio, quien fue rescatada por ciudadanos y marinos luego de quedar prensada entre dos unidades automotrices y otras cuatro personas.
— “A la señora de Ernesto (Rodríguez Escalona) y a Vélez Memije nada les pasó porque esperaban en sus coches que son blindados, si no habrían sufrido lo mismo que la pobre “vieneviene”, comentaron testigos del percance.
En un video, distribuido por un vecino que logró filmar la loca carrera del camión de volteo, se aprecia cómo el chofer de la unidad maniobra para evitar una tragedia, lo que consiguió, al no haber matado a nadie. Se ve que antes de llegar a la siempre congestionada glorieta de la base naval, donde un eterno nudo vial reúne a decenas de personas, da un volantazo y se estrella con los autos estacionados junto a las tiendas Telcel y Oxxo.
—“No sabemos cuántos muertos hubiesen de no haber maniobrado para hacer el menor daño”, dijeron testigos de los hechos.
—“¡Imagínate que llega a la glorieta; la matazón!”. comentaron.
Según el reglamento  municipal vigente, los camiones pesados, como el del accidente, no pueden circular sino en horario nocturno, entre doce de la  noche y seis de la mañana, como medida de seguridad para evitar tragedias con accidentes similares. Los agentes de tránsito tienen la obligación de impedir el paso a esos vehículos. Pero el reglamento no se respeta. Además de la avenida Escénica, donde existe esa prohibición, las avenidas Farallón y Cuauhtémoc contemplan esa medida.
Adrián Rivera Ortega, dirigente cetemista, es el propietario del camión de volteo accidentado en la avenida Escénica
El presidente de la Asociación de Hoteles y Empresas Turísticas de Acapulco, Jorge Laurel, exigió al presidente municipal, Evodio Velásquez Aguirre, hacer cumplir el reglamento que impide a camiones pesados circular por esas avenidas debido a que son un peligro para ciudadanos y turistas.
También denunció que otros reglamentos viales no se cumplen, como es el caso de confinar a los autobuses con turistas al viejo estacionamiento de Caleta, poner el límite de velocidad en la costera a cuarenta kilómetros por hora, sancionar a los taxistas de todos los colores que invadan el carril exclusivo para el acabús, regresar a su ruta original a los colectivos de color amarillo (llegaban hasta la base naval antes del huracán Paulina) y confinar al carril de la derecha a todos los camiones urbanos. Las peticiones de Laurel no han sido escuchadas.
Resulta, sin embargo, que los concesionarios y propietarios de camiones de volteo, como fue el caso del accidentado en la Base Naval, al bajar a toda velocidad sin frenos, por la avenida Escénica, cuentan con permisos expedidos oficialmente por el ayuntamiento de Acapulco. Por ello no pueden ser infraccionados ni detenidos por los agentes de tránsito.
Eutimio Rodríguez Maganda, coordinador general de movilidad, instancia creada por la reciente administración, y quien depende directamente del militar secretario de seguridad pública de Acapulco, ha expedido decenas de permisos a concesionarios y propietarios de camiones pesados para que circulen libremente por todo Acapulco, “con excepción de la avenida Farallón (en realidad se llama avenida Rubén Figueroa Figueroa).”
El camión de volteo que, en un principio, se dijo pertenecía a Ricardo Taja es, en realidad, propiedad del dirigente sindical cetemista, Adrián Rivera Ortega, quien no ha dicho cuánto pagó por el permiso firmado por el funcionario municipal.
—“¿A dónde vamos a parar?”, comentó el arquitecto Hugo Arizmendi, miembro de la comunidad Politécnica, quien exigió al presidente municipal hacer cumplir el reglamento de tránsito y la renuncia de Eutimio Rodríguez Maganda quien, se sospecha, hace negocio lucrativo, en su beneficio, con la expedición de permisos que ponen en riesgo la vida de los acapulqueños.(sintesisdeguerrero.com)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Realice su comentario.

Followers