viernes, 14 de julio de 2017

NOTA

Continúe investigación a
normalistas atropellados
Estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa “Raúl Isidro Burgos”, marcharon en Chilpancingo hoy viernes para exigir al Poder Judicial, no se dé carpetazo a la investigación sobre sus dos compañeros que murieron atropellados en Tecpan, en enero de 2014.
La movilización se da a tres años y seis meses de que Freddy Fernando Vázquez Crispín y Eugenio Tamarit Huerta perdieran la vida y, José Bartolo Leyva Baltazar, Eder Yahir Pérez Seralin Y Luis Enrique Jiménez Tirador quedarán lesionados, uno de ellos con heridas severas.
Esta agresión desde el primer momento, fue calificada como resultado de una campaña de criminalización que el gobierno desató contra las normales rurales y principalmente la escuela normal rural de Ayotzinapa.
“Esta campaña fue la que provocó el coraje del conductor Benjamín
Torres Salgado quién manejaba un tracto camión que se impactó con los normalistas de Ayotzinapa; las familias de los dos estudiantes que perdieron la vida y los heridos siguen sin acceso a la justicia”, acusó el Centro de Derechos Humanos José María Morelos y Pavón.
Ese día, 07 de enero de 2014, los Normalistas se encontraban realizando actividades informativas y boteo para recaudar fondos sobre la carretera nacional Acapulco-Zihuatanejo, a la altura de la colonia Buenos Aires de Atoyac de Álvarez.
“Fue entonces, cuando un tracto camión con remolque que transportaba una máquina retro excavadora con exceso de dimensiones impactara contra los estudiantes, dejando a dos de ellos sin vida”, recordaron durante la marcha que hicieron del Monumento a las Banderas al Zócalo de Chilpancingo.
El conductor Torres Salgado no se encontraba en estado de ebriedad, ni bajo la influencia de estupefacientes, por lo se puede deducir que actuó dolosamente en contra de los alumnos de la normal, huyendo con la intención de deslindarse de su responsabilidad.
Reiteraron que la Juez de Primera Instancia del Ramo Penal del Distrito Judicial de Galeana quien dictara sentencia, debe considerar todos los criterios que prueban la responsabilidad del conductor.
A punto del cierre de la etapa de instrucción, las familias de los fallecidos y los lesionados exigen una sentencia donde la Jueza tome en cuenta lo siguiente: Que el conductor teniendo la opción de frenar al ver a los estudiantes y sabiendo que transportaba una excavadora con exceso de dimensiones del tracto camión no lo hizo; Ya que el conductor del tracto camión, no iba en estado de ebriedad ni bajo Ia influencia de estupefacientes, se puede deducir que actuó odiosamente al impactarse contra los alumnos de la normal.
Posterior al accidente en vez de prestar auxilio, y responsabilizarse del accidente, este se dio a Ia fuga, y fue hasta el poblado del Cayaco, municipio de Coyuca de Benítez que compañeros de los agraviados pudieron detener al hoy procesado; Que pese a lo dispuesto en el artículo 36 del Reglamento de Tránsito en Carreteras y Puentes en Jurisdicción Federal, Benjamín no contaba con indicadores de peligro.
También violentó el artículo 63 de dicho reglamento, donde se hace mención de que los usuarios delas vías federales deberán abstenerse de todo acto que pueda constituir un peligro para las personas o para la propiedad pública o privada. (API).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Realice su comentario.

Followers