lunes, 3 de julio de 2017

POLICRÓNICA

  Periodistas…El panorama en Guerrero para el trabajo periodístico es sombrío y se ha acentuado más en los casi 21 meses que lleva gobernando el Partido Revolucionario Institucional (PRI), en la que han sido asesinados dos comunicadores, una lesionada y agresiones múltiples e individuales, sin dejar de lado el espionaje, en todo ha quedado en la impunidad ante la omisión de los gobernantes.

Con el síndrome de que en México y en el mundo se asevera que el trabajo de los periodistas es de alta peligrosidad, por lo tanto Guerrero, no es la excepción, en donde se han dado muchas agresiones sin que los autores materiales e intelectuales hayan sido castigados por las autoridades de procurar y administrar justicia. Desde hace 21 meses en Guerrero gobierna el Partido Revolucionario Institucional (PRI), se creía que las cosas cambiarían para bien, pero lamentablemente  han pasado los meses y no se ha cumplido el principal ofrecimiento de campaña del “orden y paz”, dos palabras que quedaron prácticamente en el olvido para los próceres gobernantes, pero para el pueblo sigue estando el reclamo permanente. Las agresiones a los periodistas no han cesado en este sexenio estatal priista, por el contrario han arreciado por diversos actores, en la que no ha se ha tenido castigo para ninguno, todo ha quedado en la impunidad, pese a que el gobierno estatal ha anunciado pomposamente la instalaciones de organismos de protección y defensa de periodistas. Apenas podemos hacer un recuento a vuela de pájaro de lo que ha sucedido en los últimos 21 meses del gobierno estatal encabezado por el PRI, en la que se han registrado  dos asesinatos y una comunicadora amuzga baleada y trabaja para el gobierno a través de Radio y Televisión de Guerrero. En la mañana del 25 de abril del 2016 fue asesinado en Taxco de Alarcón, Francisco Pacheco Beltrán, en la puerta de su domicilio y el pasado 2 de marzo del 2017, casi al año, por la tarde, fue muerto a balazos el periodista Cecilio Pineda Birto, en un autolavado en Ciudad Altamirano y el pasado 3 de junio por la mañana, la conductora de radio RTG en Ometepec, Marcela de Jesús Natalio, quien  se recupera lentamente de la agresión a balazos y al parecer ha sido detenido un supuesto atacante, pero se desconoce en los tres casos los autores intelectuales, en los dos primeros no habido arrestos de los pistoleros. Los tres casos están documentados que han ocurrido en el actual sexenio estatal del PRI, y el resto de casos, siguen en total impunidad. Apenas el fin de semana, al reactivarse  la Asociación de Periodistas del Estado de Guerrero (APEG), hicieron también un recuento a vuelta de pájaro solamente del 13 de mayo al 27 de junio, se contabilizaron 15 agresiones contra periodistas y medios de comunicación, en los que 21 comunicadores se vieron agraviados. Pero en términos generales podemos sostener que lo más reciente, el pasado 27 de junio un grupo de trabajadores del Instituto de Seguridad Social y Servicios para Trabajadores del Estado (ISSSTE), agredieron y echaron a golpes de un evento al reportero Héctor Briseño Arriaga, corresponsal de la Jornada en el puerto de Acapulco, Guerrero. Las agresiones que denunció el reportero, y que quedaron asentadas en la denuncia ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), se dieron el martes de la semana pasada, cuando se encontraba investigando una denuncia de acoso sexual, que presentó una trabajadora de confianza del ISSSTE, dentro del centro de congresos Copacabana. Briseño Arriaga señala que fue agredido verbalmente, fotografiado y que hubo un intento de agresión por integrantes de la planilla roja, que contiende en la elección sindical interna del ISSSTE.  La planilla roja, es encabezada  por Rivera Mora, quien convocara a una conferencia de prensa, para replicar a la denuncia de acoso sexual presentada, y donde se esperaba, también fijara su postura sobre la agresión suscitada contra Briseño Arriaga. Durante la declaración que leyó Rivera Mora, de aproximadamente tres cuartillas, minimizó el hecho, diciendo que sólo fueron intercambió de palabras, porque el reportero no se identificó, y que la situación no pasó a mayores. La agresión no paró en el aspecto físico, sino que este jueves, miembros de esta planilla, convocaron a conferencia de prensa, para negar la agresión. Sin embargo, admitieron que el fotógrafo, fue “echado” del evento, porque iba sudado, condición que es normal en un puerto donde fuera del aire acondicionado que acostumbran los burócratas, la temperatura es por encima de los 30 grados centígrados. El mismo martes en que se daba la agresión al reportero Briseño Arriaga, en Chilpancingo y en varias partes del país, grupos de periodistas protestaban exigiendo justicia por el homicidio de Salvador Adame Pardo del estado de Michoacán, quien estuvo casi un mes desaparecido y fue hallado asesinado y calcinado, cuando un reportero de la Región de Tierra Caliente de Guerrero, fue amenazado de muerte. Es otro caso que se dio el mismo martes, otro comunicador guerrerense era amenazado de muerte: “Pronto te va tocar lo que a Cecilio”, fue el mensaje de Cuauhtémoc Salgado Arroyo, hijo del diputado local priista, Cuauhtémoc Salgado Romero, también ex dirigente del PRI, en contra del Reportero Agustín Hernández Valerio, de Ciudad Altamirano, Guerrero, en  la Región de Tierra Caliente. Hasta con múltiples faltas de ortografía, posteó en su cuenta de Facebook, donde se identifica como “Temito Salgado”, “demuestra asta eso eres pendejo mi esposa tiene más valores que tu tu eres un pendejo pronto te va a tocar como le toco a Cecilio por osicones y ser periodistas que cubren a tu presidente malandro”. Como se sabe,  Cecilio Pineda Birto, reportero en esta región calentana fue asesinado el pasado mes de marzo, en la Ciudad de Altamirano, luego de denunciar vínculos de la Policía del Estado con el grupo criminal “Los Tequileros”, responsables de la ola de violencia en San Miguel Totolapan.La amenaza, no solo va dirigida al reportero calentano, sino que va más allá, “por osicones y ser periodistas”, una amenaza, donde apenas un pequeño grupo de reporteros sobreviven a las amenazas de la delincuencia organizada. Agremiados a la Asociación de Reporteros de Nota Roja del Estado de Guerrero, condenaron la amenaza en contra del comunicador, y fijaron una postura de manera inmediata a través de un comunicado: “A 20 días de que el Gobernador del Estado, Héctor Astudillo Flores anunció la creación de la Fiscalía Especial para la Atención a Periodistas, ayer nuevamente un periodista fue amenazado de muerte”. “El hijo del diputado local priista por la vía plurinominal, Cuauhtémoc Salgado Romero, amenazó de muerte por redes sociales al periodista Agustín Hernández Valerio por denunciar en su perfil de facebook  que Cuauhtémoc Salgado hijo, con nombre de perfil ‘Temito Salgado Jr’, no pagaba la renta de una casa y además amenazar también a los propietarios”. “Esto desató la furia del hijo del legislador y sentenció: “pronto te va tocar como le toco a Cecilio por osicones y ser periodistas” (sic). Nuestro compañero Cecilio Pineda Birto, fue asesinado en ese mismo municipio Pungarabato, de la región Tierra Caliente la tarde-noche del jueves 2 de marzo del presente año y cuyo crimen no ha sido esclarecido”.“Esta amenaza indigna a un gremio que carece de garantías para realizar su labor, el de informar a la población de todo el estado de Guerrero”. “Exigimos a las autoridades arriba señaladas un pronunciamiento sobre este hecho y una investigación a esta persona que amenazó de muerte a nuestro compañero, y además que se le investigue por la muerte de Cecilio Pineda. “No queremos impunidad, queremos garantías para ejercer el periodismo. En rechazo a esta vil y cobarde amenaza la Asociación de Reporteros de Nota Roja del Estado de Guerrero, hacemos nuestra más enérgica protesta para este tipo de atentados a la Libertad de Expresión”. La emisión del comunicado, fue seguida de una protesta por unos 50 comunicadores de Chilpancingo, en el Zócalo de la Ciudad, donde a la vez s e solidarizaron con el gremio de Michoacán, en exigencia de justicia para Salvador Adame Pardo, la cual fue replicada en varios estados de la república. Ezequiel Flores Contreras, corresponsal en Guerrero de la revista Proceso, quien ha sido amenazado en reiteradas ocasiones, expuso que el mensaje “SOS-Prensa”, un grito de los familiares de Adame Pardo, es para exigir una investigación independiente a la realizada por la Fiscalía de ese Estado de Michoacán. “Esta acción además de condenar el hecho en Pungarabato, es también para exigir justicia en el caso de Salvador Adame, y por todos los casos que siguen impunes de los periodistas en diferentes regiones del país”, dijo. También recriminó a las autoridades estatales, no resolver ni dar respuesta a los reporteros asaltados por un grupo armado en el municipio de Acapetlahuaya, el pasado 13 de mayo, y ni siquiera ha reparado la pérdida de sus equipos, como ofreció el mandatario estatal. En este punto en donde hubo un asalto y agresión múltiple de siete periodistas cuando regresaban de darle cobertura al conflicto de inseguridad que enfrenta el municipio de San Miguel Totolapan, pues hasta la fecha a más de un mes y medido desde que un comando interceptó, amenazó y asaltó a cuatro reporteros de Chilpancingo, y tres provenientes de la Ciudad de México, a unos metros de un retén del Ejército Mexicano cuando regresaban de realizar una cobertura en la Región Tierra Caliente, en una carretera que esa misma noche, el gobernador priista Héctor Antonio Astudillo calificó como “transitable”. Al momento, ningún apoyo han recibido por parte del gobierno de Guerrero, a pesar de que se les prometió la reparación del daño.  Como se recordará el sábado 13 de mayo, los reporteros: Sergio Ocampo, Ángel Galeana, Jorge Martínez y Alejandro Ortiz, de Chilpancingo, así como Jair Cabrera, Hans Musielik y Pablo García, provenientes de la Ciudad de México, acudieron al municipio de Arcelia y Tlapehuala, para dar cobertura a la serie de bloqueos que ejecutaron miembros de la delincuencia organizada, según informaron autoridades estatales. A su regreso, cerca del crucero del municipio de Acapetlahuaya, fueron interceptados por cerca de 100 hombres armados, que tenían un retén sobre la carretera Iguala- Altamirano; los despojaron de un vehículo y todas sus pertenencias, dinero en efectivo, relojes, cámaras de fotografía y video, computadoras y teléfonos celulares. El Gobierno del Estado informó en un primer momento que tras enterarse del atraco a los periodistas, desplegaron un operativo de búsqueda, localización y protección, incluso se dijo que les habían proporcionado seguridad a su regreso a Chilpancingo, pero lo cierto es que regresaron por sus propios medios, sin ningún tipo de resguardo. Pasadas las 21:00 horas de aquel día, los reporteros arribaron a las instalaciones de la Delegación 17 del Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa, donde también llegaron después representantes de la Fiscalía General del Estado (FGE) y Procuraduría General de la República (PGR), con el fin de informarles los procesos legales que podrían interponer. Por la desconfianza en el sistema de impartición de justicia y persecución del delito, sólo se interpusieron dos denuncias ente la Agencia del Ministerio Público, por robo; el resto decidieron no darle seguimiento, por tratarse de un grupo de la delincuencia organizada que sigue operando en el estado con total impunidad. Esa misma noche, estuvo en dichas oficinas el vocero del Grupo de Coordinación Guerrero (GCG), Roberto Álvarez Heredia, quien estableció comunicación con el gobernador del Estado Héctor Antonio Astudillo Flores, quien ofreció su apoyo a las víctimas, pero se quedó en sólo un ofrecimiento. A más de un mes y medio de ocurridos los hechos, ninguna autoridad o representantes del gobierno han tenido contacto con los reporteros agraviados, y mucho menos se ha recuperado el material que les fue robado, y tampoco se tienen ubicadas a las personas responsables del robo. Con sus propios recursos, los colegas apenas y han podido adquirir un nuevo teléfono celular, rentado o prestado, pero en el caso de quienes perdieron su equipo fotográfico y de video, ni siquiera han podido regresar a laborar porque para adquirir el equipo tuvieron que trabajar muchos años, por el alto costo del mismo. Una manera de excusarse el gobierno priista de Guerrero para incumplir en su trabajo para investigar, detener y castigar a los responsables de las agresiones desde el 8 de marzo, se tuvieron declaraciones, entre ellas la del Fiscal General del Estado, Xavier Ignacio Olea Peláez, quien justificó al gobierno de Guerrero en su conjunto de que la participación de la delincuencia organizada en el asesinato del periodista de Ciudad Altamirano, Cecilio Pineda Birto, dificultará las investigaciones ministeriales. Por consecuencia esa ha sido la tónica hasta la fecha, para no esclarecer ningún hecho delictivo contra periodistas y para ese caso, Olea Peláez, declaró “Yo creo que siempre hay condiciones en todos los asuntos, lo que pasa es que los asuntos son difíciles y está involucrada la delincuencia organizada, el nuevo sistema nos obliga a llevar a cabo investigaciones científicas y eso es lo que es un poco más tardado”. Olea Peláez adelantó que él mismo solicitó la intervención de la Procuraduría General de la República (PGR) y en coordinación con la Fiscalía General del Estado, estarán trabajando, para esclarecer el homicidio. Personalmente dijo que no ha tenido contacto con los familiares de Cecilio, pero ya han declarado ante el ministerio público, donde también han declarado otros testigos presenciales. En términos generales ese es el panorama hostil y  sombrío para los comunicadores sociales del estado de Guerrero y ausencia de justicia de los gobernantes en turno.…TrumpCnn…En donde se supone que la civilidad es la primicia de un país en donde radica el presidente más poderoso del globo terráqueo, ahora sea el número uno de fomentar la violencia contra los medios de comunicación. Estados Unidos ha sido considerado como el país en donde la civilidad es su carta de presentación, en donde se cree que se privilegia la justicia, ni se permite que la violencia quede en la impunidad. Sin embargo desde la llegada del republicano como presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se ha vuelto un verdadero peligro para los mismos gringos, tanto que ayer domingo salieron a las calles a demandar su destitución en Los Angeles, en la que miles de personas participaron en marchas y concentraciones convocadas en 46 diferentes ciudades de Estados Unidos para pedir al Congreso que inicie el proceso de destitución contra el Presidente, Donald Trump. Las marchas, convocadas por activistas de derechos humanos, sirvieron además de oportunidad para protestar contra las medidas de Trump en materia migratoria, sus negocios en el extranjero, la posible injerencia rusa en los comicios presidenciales de 2016 y la supuesta obstrucción a la investigación de este caso, entre otros. “La obstrucción a la justicia y el haber violado la ‘cláusula de emolumentos extranjeros’ son ambas razones constitucionales para que el Congreso investigue y destituya al Presidente”, declaró Tudor Popescu, del grupo Indivisible CA D-39, principal organizador de la manifestación en Los Ángeles. Mientras eso sucede, el mismo presidente norteamericano Donald Trumpo, volvió a atacar a un medio estadounidense. En un videomontaje que publicó este domingo en su cuenta de Twitter, derriba a un hombre cuyo rostro ha sido reemplazado por un logotipo de la cadena CNN, para luego golpearlo en el suelo. En un comunicado, CNN señaló que es un “día triste” cuando el presidente de Estados Unidos impulsa o alienta la violencia contra la prensa. “En lugar de prepararse para su viaje al extranjero, su primera reunión con Vladimir Putin, lidiar con Corea del Norte y trabajar en su proyecto de ley de salud, está involucrado en un comportamiento juvenil muy por debajo de la dignidad de su cargo. Seguiremos haciendo nuestros trabajo. Debería empezar a hacer el suyo”, agregó CNN. La publicación de las imágenes tiene lugar tras tres días de ofensiva contra las cadenas de televisión a las Trump que considera hostiles a su administración. En particular fustigó en varias oportunidades a CNN, uno de sus blancos favoritos, cadena a la que desde hace varios días bautizó como “FNN”, por “Fake News Network” (“Red de Noticias Falsas”).  El videomontaje divulgado este domingo dura 28 segundos, pero la acción misma dura cuatro segundos, repetida en varias ocasiones: el actual presidente estadounidense, de traje y corbata, toma por el codo a un hombre en un ring, cuyo rostro está totalmente ocupado por un logo de CNN, lo tira al suelo y le asesta varios puñetazos.La escena original data de 2007. En aquella ocasión, como empresario y figura mediática, Trump luchó o simuló combatir en una arena de lucha libre contra Vince McMahon, exitoso promotor. Vince McMahon, cuya fortuna fue estimada por la revista Forbes en más de 1,000 millones de dólares, está casado con Linda McMahon, quien fue designada por Trump para encabezar la secretaría de Pequeñas Empresas.…Asalto…Cuando salía de su casa en Acapulco, fue asaltado Roberto Camps Cortés, quien fuera coordinador de Comunicación de la secretaria general del PRD, Beatriz Mojica Morga, en su campaña por la gubernatura de Guerrero. El agraviado escribió en su cuenta de Facebook, “Que te corten cartucho y te ordenen que te pongas de espalda y te hinques luego de asaltarte es toda una experiencia… Pensé que hasta ahí llegaba”. Luego de que publicara el periodista lo que le había sucedido, en los comentarios de solidaridad que recibió, hubo testimonios de otras personas que también han sufrido asaltos en Acapulco, en el rumbo de Mozimba donde ocurrió el atraco. Ese es el grado de inseguridad que prevalece en Acapulco, aunque el comunicador no explica cuándo y a qué horas sufrió el atraco. No importa, finalmente es reprobable que haya sufrido un asalto a mano armada en un puerto en donde se presume que hay muchos policías federales, estatales, municipales, auxiliados por militares y marinos. Pero una vez más queda al descubierto de la ineficacia de los operativos y la ciudadanía sigue estando desprotegida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Realice su comentario.

Followers