lunes, 10 de julio de 2017

POLICRÓNICA

  Dudas…Desde siempre los Centros de Reinserción Social, han enfrentado sobrepoblación, convivencia entre reos del orden federal y común, solo en los últimos tres años se han registrado hasta del jueves pasado dos masacres en la que no hay castigo para nadie, la total impunidad.
En los últimos tres años, Guerrero ha experimentado únicamente dos masacres en sus 15 Centros de Reincersión Social (CERESO) en la que persiste la sobrepoblación, y conviven reos del orden federal y del común que supera a los 5 mil 107, el multihomicidio registrado el jueves por la madrugada hay más dudas de los hechos que aclaraciones, por ende debe intervenir instancias nacionales para esclarecimiento y evitar impunidad. En los 15 Centros de Reinserción Social (CERESOS) de Guerrero hay un promedio de 5 mil 107 presos, en todos ellos hay sobrepoblación, pero lo más grave que cohabitan reos del orden federal y común, pese a que se ha planteado la necesidad de construir por lo menos un penal federal de alta seguridad en la entidad, no habido respuesta del gobierno de la república. Por esa doble convivencia y hacinamiento, siempre ha estado latente el peligro de registrarse amotinamiento con resultados funestes, pero no se había tenido alguna experiencia en una masacre de al menos 28 reos. Podemos recordar que en los tres últimos años se había tenido el registro de un multihomicidio ocurrido el 3 de enero de 2014, le tocó al Penal de Tuxpan en Iguala de la Independencia, con saldo de 9 muertos. El zafarrancho se originó, según las autoridades, por el control del penal entre la Familia Michoacana y Guerreros Unidos. En esa refriega cayó la “Naila”, Ismael Ocampo Álvarez, de la Familia Michoacana. Ahora ocurrió en el  CERESO de Las Cruces, municipio de Acapulco, el jueves 6 de julio por la madrugada según las autoridades  hubo un enfrentamiento entre dos grupos de reos y dejó un saldo de 28 muertos y tres heridos. Para nosotros hay más dudas que verdades de cómo se dio ese supuesto enfrentamiento, cuando se supone que todas las celdas se cierran en cierta hora y se abren también con horario por la mañana del siguiente día. Ahora se sabe,  según datos oficiales, once reos y tres custodios los causantes -hasta este momento- de la matanza de la que no se tiene el número exacto de muertos y fugados en medio de la confusión. Llama la atención que en el Penal de las Cruces, hubo internos decapitados y cercenados, este tipo de armas no se hace con punzocortantes, tiene que haber otro tipo de herramientas como  machetes y has sierras eléctricas, no es cosa sencilla  decapitar o descuartizar un cuerpo. Hay dudas de todo ello, porque el mismo día jueves se informó que los hechos  sangrientos se habían dado a las 3:55 de la madrugada, y seis horas después el vocero del Grupo de Coordinación Guerrero, Roberto Alvarez Heredia había emitido un boletín afirmando que había solo cinco muertos y tres heridos, pero después en la tarde cambió su versión radicalmente y confirmó que eran 28 muertos e insistió de tres heridos. Desde el principio hubo la doble intención de minimizar los hechos, ya que causalmente ese día y fecha se llevó a cabo en Acapulco, una reunión de seguridad de alto nivel, entre John Kelly,  director de seguridad interna de los Estados y con el Secretario de la Defensa Nacional de México Salvador Cienfuegos Zepeda y de Marina, Vidal Francisco Soberón Sanz, en donde según habrían tratado el tema precisamente de seguridad. Las dudas se incrementan, porque tampoco se ha tenido información precisa hasta el día de hoy, puesto que se habla de la fuga de Fredy del Valle Berdel (a)  “El Burro”, quien fuera detenido el 23 de abril del 2016, en Baja California, presunto jefe de la plaza de Los Beltrán Leyva en Acapulco y a quien se le atribuye la ola de violencia en ese puerto. La masacre se habría registrado porque las autoridades carcelarias habían programado trasladarlo al penal de otra entidad federativa, pero esto ni lo han confirmado, ni desmentido por el gobierno de Guerrero. Por ese vacío de información se incrementan las dudas de lo que realmente ocurrió y cómo fue que se registró hasta desmembrados y decapitados en varios de los presos. Hasta esta fecha y a cinco días de la tragedia, no hay responsables de funcionarios del Gabinete de Seguridad del gobierno que preside Héctor Antonio Astudillo Flores, pareciera que hay complicidad total, por estos hechos ya debió haber destituido de ipso facto, al secretario general de Gobierno, Florencio Salazar Adame y al Secretario de Seguridad Pública estatal, Pedro Almazán Cervantes, sin menos cabo de otros servidores públicos de menor categoría. Es decir aplicar la ley por responsabilidad de acción y también por omisión, pero el mandatario se está tardando para actuar, apenas se sabe que fue destituido del cargo del director del penal de Las Cruces, Miguel Angel Gómez Garduño, pero no está detenido al igual que algunos custodios. En términos generales hay cero aplicación de la ley para los responsables por la masacre, ni tampoco se sabe del número de reos fugados con  “El Burro” y tampoco se ha desmentido, ni aclarado. Es necesario que el caso sea atraído por la Procuraduría General de la República (PGR), porque en éste multihomicidio están involucrados reos del orden federal y la investigación también debe intervenir la Comisión Nacional de Derechos Humanos, porque la estatal que preside Ramón Navarrete Magdaleno, ha sido omisa y complaciente, tanto que no estuvo en el momento que los familiares demandaban su presencia pues no sabían que estaba sucediendo con sus seres queridos en el interior del Centro de Reinserción Social. Hay ocultamiento de información de la masacre, pues todo mundo condena y exige esclarecimiento, no se puede quedar en la impunidad o tratar de justificar que al fin y al cabo eran delincuentes, pese ello la misma ley los protege y también tienen derechos humanos junto con sus familiares que los visitaban en todo momento de las oportunidades. Hasta el día de hoy no hay un explicación oficial que tenga coherencia y congruencia, puesto que no se informó con veracidad, hubo mucho titubeo, en cambio en otros estados del país también han sucedido hechos similares y con más muertos, pero de inmediato los gobernadores junto con su equipo ofrecen información puntualmente y castigos ejemplares para los servidores públicos de las áreas de seguridad y custodia de reos. Sin embargo en Guerrero se sembró desde un principio más dudas que aclaraciones, eso en nada ayuda a la supuesta transparencia que promueve el gobierno estatal. Es tan pobre la información, que eso generará protestas y reclamos al gobierno estatal, ahora se están ensañan do con tres custodios de la cárcel acusándolos por el delito del ejercicio indebido de la función pública en el caso de los 28 reos muertos en un riña adentro del penal de Las Cruces. Pareciera que solo ellos estaban a cargo de la seguridad de la cárcel que supera a los dos mil reos del orden federal y común, totalmente hacinado, porque apenas tiene una capacidad para mil 500 presos. Es condenable que haya ocurrido esta masacre en la que no hay castigo para los altos mandos del gabinete de seguridad. Las declaraciones de las últimas 24 horas del gobernador del estado, están plagadas de cantinflescas, cuando habla sobre el tema de los 28 masacrados, no hay precisión, cuando se supone debería tener toda la información, suceden dos cosas, lo están engañando sus colaboradores o se hace el engañado. Para que el lector tenga una mejor idea de lo que habla el gobernador priista, Héctor Antonio Astudillo Flores, declaró en entrevistas al hacer una gira de trabajo por los municipios de Atoyac de Alvarez y Tecpan de Galeana, región de la Costa Grande, en la que sostuvo lo siguiente: “Luego de los hechos de violencia que se registraron al interior del Centro de Reinserción Social (Cereso) de Acapulco, donde resultaron 28 personas asesinadas (según la versión oficial), el Gobernador del Estado, Héctor Antonio Astudillo Flores reconoció que al interior debe haber una atención especial, en torno a la ubicación y conocimiento de la disputa de las bandas delincuenciales que se encuentran al interior de estos centros de reclusión. “Yo creo que hay que ubicar el problema, no es un problema que se haya presentado en Guerrero y que no es una excusa de eso, es un problema delicado que hay que atender hoy en Guerrero, hay que ver las causas pero yo creo que el problema de los penales es un problema que hay que verlo con mayor profundidad”, aseveró. Abordado al término de la gira de trabajo que realizó este domingo en los municipios de Atoyac de Álvarez y Tecpan de Galeana, en la región Costa Grande, el mandatario estatal dijo que tras los hechos que se registraron al interior del Cereso de las Cruces en Acapulco, se tendrá que poner mucho más seguridad interna “y por supuesto hay que pensar con mayor sentido humano en los reclusorios”. Astudillo Flores señaló que, la federación debe de poner mayor atención debido a que al interior de los centros penitenciarios se encuentran en proceso condenas del orden del fuero común y del fuero federal, donde en su mayoría existe una gran cantidad, “ya no es correcto que estén tantos en un solo reclusorio”. Consideró que en Guerrero no hubiera ningún reclusorio, sin embargo, tampoco esa es la solución. “Tiene que haber reclusorios porque son necesarios lamentablemente, frente a la normalidad humana, a la conducta humana que no es igual en un 100 por ciento todo, no todos actuamos igual”. “Algunos por una u otra circunstancia infringen la ley y tienen que ser procesados, y para eso tenemos que tener reclusorios y el reclusorio de Acapulco no es el único que existe, tenemos una importante cantidad de reclusorios que hay que ponerles mayor atención”, dijo. Se le preguntó si los hechos de violencia que se registraron en el penal de Acapulco puede afectar el próximo periodo vacacional en cuanto a la visita de turistas, Astudillo Flores negó que sea así.  “Yo creo que es un hecho que se da”, indicó, añadiendo que lo ocurrido con el asesinato de 28 reos, da muestra del mensaje claro que se tiene que dar al exterior e interior del Cereso, debido a que “existe la confrontación de las bandas delincuenciales”.…Peaje…Tienen razón los ciudadanos, ya no deben permitir que se le cobre la cuota por derecho de piso, la delincuencia organizada del gobierno federal. Los ciudadanos ya no deben aceptar pagar el peaje de Autopistas que se supone fueron construidas con los impuestos de todos los mexicanos y en el caso de Guerrero, hay varias, y en todas ellas se cobran elevad cuota. Por ello, ayer domingo, los integrantes de la Unión de Usuarios de la Autopista en el tramo Iguala-Amacuzac que encabeza Jesús María Flores Botello protestaron por el hecho de que a los habitantes de Iguala de la Independencia se les cobre el paso por la caseta pese a que existe un decreto que quienes vivan en un diámetro de 5 kilómetros deben tener libre paso. Con pancartas en mano, los manifestantes se presentaron ante el administrador de esta caseta, Alejandro Cázares Díaz. Ahí, Flores Botello explicó que la caseta tiene concesionada más de 60 años, cuando el proyecto era de sólo 20 años, ante lo cual aseveró que la existencia de ésta viola el artículo 11 y 28 constitucional. El dirigente indicó que se han dado varios aumentos al peaje en esta caseta, que hasta 1994 sólo cobraba 11 pesos, lo que afecta la economía de quienes por trabajo tienen la necesidad de trasladarse a Buenavista de Cuellar, Amacuzac y a la misma ciudad de Cuernavaca. Es obligatorio que esta caseta tenga su domicilio fiscal en Iguala y no en Ciudad de México, con el fin de que el municipio se vea beneficiado con un 30 por ciento de los más de 700 millones de pesos anuales que declaran ante la SHCP. El hecho de tener que pagar por salir y entrar a la ciudad es una violación de los derechos humanos de los habitantes de Iguala de la Independencia y municipios cercanos, como Cocula, Tepecoacuilco, entre otros, de la zona Norte. Los integrantes de la Unión de Usuarios de la Autopista llevan varios años promoviendo la desaparición de la caseta de cobro o la creación de una vía alterna que permita a los habitantes de este municipio entrar y salir de la ciudad sin tener que pagar el peaje en esta caseta. El administrador de la caseta, Alejandro Cázares Díaz sólo escuchó los planteamientos de Flores Botello y otros miembros de la Unión de Usuarios, quienes le manifestaron que harían uso de ese derecho de libre tránsito y no pagarían la caseta este domingo. Posteriormente, los inconformes subieron a sus vehículos y una integrante de su organización levantó la pluma y permitió el paso de los 10 autos que participaron en la movilización y otros que no eran del movimiento. Anunciaron que así lo harán nuevamente el próximo domingo y exigieron que a partir del 31 de agosto se retire definitivamente esta caseta de cobro y que no se realice otra concesión de la misma. Esa es una buena decisión de los ciudadanos igualtecos, ya es hora de que se cumpla constitución de que el tránsito por todo el país, es y debe ser libre. No solo esa caseta quitarla, sino también debería extenderse la demanda de la Autopista del Sol y la de Metlapil. Esas obras no se hicieron con dinero de la iniciativa privada, sino con los impuestos de todos los guerrerenses y mexicanos. Por lo tanto tenemos derecho de transitar por esa vía, por cierto están en malas condiciones.…Escapedron…Podría decirse que es una acción de película de ficción, sin embargo el escape fue real, en un penal de los Estados Unidos. Para que no haya duda, que,  no son pocos los presos que intentan escapar de la cárcel, pero no todos pueden jactarse de elaborar planes de fuga en los que interviene un dron, como hizo un recluso del Correccional Lieber, Estados Unidos.  En esa institución de Ridgeville, en Carolina del Sur, Estados Unidos, el pasado martes un aparato no tripulado aterrizó en el patio cargado con todos los instrumentos necesarios para que uno de los internos materializara su sofisticado plan.  El prisionero, identificado como Jimmy Causey, de 46 años, recibió mediante un dron unas tenazas con las que cortó el alambre y huyó. Durante los días que pasó evadido, el convicto, que ya ha sido capturado, consiguió una pistola semiautomática, una escopeta, cuatro teléfonos y 47 mil 654 dólares en efectivo, informó The New York Times este domingo. Bryan Stirling, director del centro penitenciario, detalló que la fuga de Causey pasó inadvertida durante seis horas, en parte porque el prófugo engañó a los guardias con un muñeco que colocó en su cama para suplantarlo. Esta no es la primera vez que Causey, que cumple cadena perpetua por el secuestro a punta de pistola de un abogado en 2004, escapa de una prisión de máxima seguridad. En 2005, él y otro recluso se ocultaron en un camión de la basura y fueron detenidos tres días después de que una mujer los identificara en un motel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Realice su comentario.

Followers