miércoles, 5 de julio de 2017

POLICRÓNICA

  Desplazados…Sólo en el corredor del Valle de El Ocotito, municipio de Chilpancingo a Xaltianguis, municipio de Acapulco, los mal llamados policías comunitarios o autodefensas han logrado desplazar al menos 300 familias y han cometido unos 50 asesinatos, todo ha quedado en la total impunidad.

Lamentablemente los tres órdenes de gobierno se echan la bolita, dejando en medio del fuego cruzado de los dos grupos civiles armados, que están fuera de la legalidad, puesto que no los ampara ninguna Ley, ni la 701 de Reconocimiento, Derechos y Cultura de los Pueblos y Comunidades Indígenas del Estado de Guerrero. A lo largo de la ruta El Valle de El Ocotito a Xaltianguis han aparecido dos grupos armados, teniendo como careta dar seguridad a los ciudadanos, pero en el terreno de los hechos, ha quedado en el olvido por la  Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) y Frente Unido por la Seguridad y el Desarrollo del Estado de Guerrero (FUSDEG). Estos grupos civiles armados, han tenido una serie de confrontaciones a balazos, dejando saldos rojos con al menos 50 asesinatos y han desplazado a unas 300 familias y los tres niveles de gobierno, como si nada, no actúan en lo absoluto. Ante esa indiferencia, hace pocos días, y debido a estas confrontaciones en la cabecera municipal de “Juan R. Escudero”, Tierra Colorada, se ha conformado el Movimiento por la Paz y la Concordia, porque la UPOEG y el FUSDEG, ya no son garantía de seguridad, mucho menos lograr la convivencia entre los ciudadanos. Actualmente hay un recuento preliminar de más de 300 familias que han sido desplazadas por el hostigamiento del grupo armado de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG), y por lo menos 50 han sido asesinados. En lugar de generar seguridad que supuestamente ese era la misión desde el momento en que se creó la UPOEG, ahora se ha convertido en un verdadero dolor de cabeza, no solamente para los ciudadanos, sino para los tres niveles de gobierno, que ya no saben cómo hacerle para proceder a su desarme y solo ha quedado en puras amenazas. El resultado de sus negras acciones como UPOEG que comanda Bruno Plácido Valerio, definitivamente no son garantía de seguridad, sino más bien, son una garantía de violencia e inseguridad. Los negros resultados están a la orden del día de la UPOEG, pues desde  noviembre del año pasado, las organizaciones que representan los movimientos de autodefensa de la UPOEG y el Frente Unido para la Seguridad y el Desarrollo del Estado de Guerrero (FUSDEG), mantienen una confrontación directa por el control de los pueblos del Valle de El Ocotito y Tierra Colorada. A pesar de la intervención del Gobierno del Estado, en menos de un año, cientos de familias han sido desplazadas por el hostigamiento de dicha organización, en los poblados de Xaltianguis, El Ocotito, El Playón y Tierra Colorada. Por esa confrontación de los dos grupos supuestamente que nacieron para defender a los ciudadanos, resultaron ser unas verdaderas amenazas para la armonía, por ello en los últimos días se ha conformado el Movimiento por la Paz y la Concordia “Juan R. Escudero”, a fin de que ambas organizaciones lleguen a acuerdos favorables, sin enfrentamientos. Los pobladores de Tierra Colorada, que conformaron este movimiento, han marchado y bloqueado hasta la carretera federal México-Acapulco, para manifestar su total inconformidad y exigir la salida de la UPOEG de esta demarcación, puesto que sus integrantes armados han ingresado a la cabecera municipal, con el fin de retomar el control de esta población, que actualmente controla el FUSDEG. Entre sus incursiones han llegado a la colonia Lázaro Cárdenas, de Tierra Colorada, donde son apoyados por un pequeño grupo de pobladores, y desde entonces ingresan al centro a bordo de camionetas blindadas realizando disparos para atemorizar a la población. Desde entonces, el Frente Unido por la Seguridad y el Desarrollo del Estado de Guerrero (FUSDEG) ha solicitado la presencia del Estado y la Federación, sin embargo en más de ocho meses de confrontación no han intervenido. Al principio del mes de junio fue “levantado” un miembro del FUSDEG, por lo que un grupo de pobladores de alzaron en marcha para exigir que se priorice la paz y la armonía, y que la UPOEG salga de ésta localidad para que no se genere un enfrentamiento armado. Como se puede observar, no hay garantía de paz, mucho menos de desarrollo de las localidades del valle de El Ocotito, por el contrario, viven con temor, por ello desde esta parte y todo el corredor hasta Xaltianguis, municipio de Acapulco, la violencia no ha cesado. La violencia en medio de la permanencia de estos autodefensas seguirá siendo un conflicto irreconciliable entre la UPOEG y FUSDEG, y ahora otro grupo está surgiendo como Movimiento por la Paz y la Concordia “Juan R. Escudero”, y que al rato de la sorpresa que también ya se armó y que va contra esas dos primeras organizaciones que se disputan el territorio, puesto han sido desplazados de acuerdo a un recuento preliminar al menos 300 familias, pero lo más grave más de 50 personas han perdido la vida por estos disque policías ciudadanos. Lo que tienen que hacer los tres niveles de gobierno es ponerse a trabajar para lograr que estos grupos desaparezcan en esta zona del centro del estado de Guerrero, ya quedó demostrado que no están ayudando a pacificar, sino más bien, están coadyuvando en que crezca la violencia, la inseguridad y muchas familias estén siendo enlutadas innecesariamente. Hablar de 50 asesinatos es muy elevado el número de víctimas, más que si se estuviera en guerra, pero lamentablemente hasta el día de hoy no hay autoridad que se imponga para retirar o exterminar estos grupos que se han convertido en una verdadera amenaza para la seguridad del estado. Estos ciudadanos civiles que traen armamento hasta prohibido, pese a ello, no intervienen los tres niveles de gobierno los siguen tolerando y caminando por todos lados, por el contrario hay complicidad y hasta proteccionismo. Como explicar la impunidad contra el asesinato de más de 50 personas en menos un año de operar estos grupos de autodefensa en el valle y hasta Xaltianguis, en donde tienen diversos retenes en la carretera federal, solo para estar pidiendo cooperaciones a las automovilistas, porque en verdad son una presencia innecesaria, insistimos, no hay  garantías de seguridad para ningún ciudadano de la zona o el que vaya cruzando por donde están, puesto que ya quedó documentado que ha habido personas muertas al recibir balas perdidas, entre ellos un estudiante de ciencias de la comunicación dependiente de la Universidad Autónoma de Guerrero. Así como este, hay otros casos que tampoco han recibido justicia, pese a que se ha exigido, pero los tres niveles de gobierno se hacen los occisos frente a un problema que cada día amenaza la paz y la tranquilidad de los habitantes de toda la zona. La queja de los pueblos ha sido vana, porque no hay respuesta de las autoridades, por ello sostenemos que existe complicidad, porque ya es hora que debieran ser desarmadas o extinguidas estas organizaciones civiles armadas que no ayudan en nada  a la sociedad, mucho menos al gobierno en materia de seguridad que según esa era inicialmente su misión en contribuir para que los pueblos no estuvieran preocupados por la inseguridad que ha estado creciendo, porque el gobierno no la garantiza.…Deudor…Pese a que está repitiendo en el mismo cargo, por un segundo sexenio en la Secretaría de Educación Guerrero (SEG), José Luis González de la Vega Otero, no está respondiendo a la solución de los problemas del sector, cuando se supone que debería ser el funcionario con más y mejores resultados del gabinete Astudillista. Sin embargo en estos casi 21 meses que lleva la presente administración bajo las siglas del Partido Revolucionario Institucional (PRI), hemos visto que el sector educativo  está mal desatendido por de De la Vega Otero, como si fuera un funcionario improvisado. La última queja se escuchó y por ello hasta protesta tuvo, fue la del Frente Unido de Normales Públicas del Estado de Guerrero (FUNPEG) que llegó hasta Chilpancingo a demandar el pago de becas. De acuerdo a los inconformes hasta el 30 de junio, es decir el viernes anterior, la Secretaría de Educación Guerrero (SEG) no ha pagado becas a mil 115 normalistas y universitarios desde hace tres meses, por lo que el adeudo acumulado, asciende a dos millones 676 mil pesos. La cifra fue confirmada por el dirigente del Frente Unido de Normales Públicas del Estado de Guerrero (FUNPEG), Ángel de Jesús Leyva Cegueda. Las mil 115 becas, de entre 700 y 900 pesos, se distribuyen entre las nueve normales públicas del estado de Guerrero y la Universidad Autónoma de Guerrero, pero sólo los normalistas se han movilizado para exigir el pago de los apoyos para manutención y transporte. Estos los vimos que llegaron en diversos autobueses para movilizarse en Chilpancingo, luego de que los pagos de las becas se retrasaran por más de tres meses y ninguna autoridad educativa les informara al respecto, lo que no les daba ninguna garantía de que serían realmente pagadas. Recordamos que alrededor de las 02:00 de la tarde, alumnos de varias normales, adheridos al FUNPEG, se concentraron en las inmediaciones del Parque Bicentenario, al norte de la ciudad y marcharon hacia las oficinas de la Subsecretaría de Administración y Finanzas de la SEG, conocidas como “Casa Blanca”. Esa tarde, de manera pacífica, los estudiantes, solicitaron hablar con los funcionarios presentes, para pedir una explicación por este retraso, y que les dieran una fecha para esperar el pago, y fueron atendidos por el secretario técnico de la SEG, Jorge Sotomayor Landeta, quien les informó que a partir de la presente semana se empiezan a realizar los pagos. Según el fósil funcionario de la SEG, los retrasos de los pagos, se deben a los recortes presupuestales que sufrió la administración estatal, y se han complicado las gestiones para juntar el total de los recursos.  Eso demuestra de que  José Luis González de la Vega Otero, no está funcionando, porque en esta segunda ocasión que ocupa el mismo cargo, debiera saber cómo se planea el presupuesto y se proyectan los gastos, en lo que llaman los economistas, los imprevistos. Sin embargo para darle largas a la solución de la demanda de las becas y el pago de dos millones y medio de pesos, el mismo eterno funcionario Sotomayor Landeta, ofreció a los jóvenes que desde esta semana se instalaría una mesa de negociaciones con funcionarios de las diferentes áreas de la Secretaría de Educación, para tratar asuntos relacionados con su pliego petitorio. Pero lo urgente es que les paguen las becas, más cuando ya están concluyendo el ciclo escolar, pues con ese dinero bien podrán pagar algunos gastos para no quedar a deber para el siguiente ciclo y otros más ya están concluyendo sus estudios y tienen muchos gastos que cubrir. El asunto estudiantil debiera ser prioridad para el titular de la SEG, porque es la formación de los nuevos profesionistas del futuro y más los que se van a encargar de atender a los niños de Guerrero y México. En tres meses, se presta para especular que en la SEG “jinetearon” el dinero de las becas y que no vengan con el cuento de que no hay dinero, cuando se supone que está presupuestado como un rubro prioritario, es el estímulo de los jóvenes estudiantes. Pero bueno, por lo menos ya vinieron los jóvenes hacer presión a las autoridades y se espera que efectivamente en la presente semana ya les paguen, porque de lo contrario habrán de estarse movilizando hasta que les den su beca bien ganada con sus promedios escolares.…Barbaján…Siempre hemos sostenido que las personas por muy preparadas o que ocupen altos cargos en la administración pública o en la iniciativa privada, siempre habrán de cometer yerros que los evidencia de que son intolerantes. Muchas de las veces cuidan su imagen ante la opinión pública para que no sea manchada, porque va de por medio su reputación. Pero como los seres humanos están expuestos a cometer fallas y muchas veces irremediables tienen que enfrentar al respetable. El último caso que tenemos y se los vamos a exponer, fue la actitud de un verdadero barbaján, el Presidente del Consejo Mexicano de la Familia, Juan Dabdoub, tapó la boca de una mujer que intentaba cuestionarlo, mientras ofrecía una entrevista a medios en Tepatitlán, Jalisco, tras arribar a esa ciudad con el Autobús de la Libertad. La entrevista fue transmitida en vivo, por el portal Semanario 7 Días, Juan Dabdoub explicaba los objetivos de la gira del Autobús de la Libertad en la ciudad, cuando una joven intento cuestionar las respuestas  que ofrecía. El hombre reaccionó tapando la boca de la mujer, quien intentó defenderse quitando la mano de él. La entrevista continuó sin ser interrumpida. Desde el pasado 14 de junio, cuando el denominado Autobús de la Libertad llegó a la Ciudad de México, ha sido blanco de distintos cuestionamientos de grupos defensores de derechos humanos, y a favor de la comunidad LGBTTTI. Incluso, el Consejo Mexicano de la Familia ha rechazado la declaración de la Organización de Estados Americanos (OEA) a favor de reconocer el matrimonio igualitario como un derecho. Según su página de internet, el Autobús de la Libertad ha enfrentado distintas manifestaciones de personas que exigen el respeto de los derechos de parejas igualitarias. Durante su visita en Jalisco, acudieron a entregar al municipio de Guadalajara una solicitud para pedir que las políticas que se diseñen  “tomen en cuenta el derecho de los padres a educar a los hijos”, publicaron en su página de internet. Hasta el momento ni Juan Dabdoub ni el Consejo de la Familia han ofrecido una explicación o disculpa por haber tapado la boca de la mujer que intentó cuestionarlo. En su portal, el Consejo Mexicano de la Familia señala que la homosexualidad es una conducta sexual equivocada, al alterar el orden natural de la sexualidad humana y porque involucra órganos y/u objetos ajenos a la actividad sexual natural del ser humano. El lema del llamado Autobús de la Libertad es ¡Dejen a los niños en paz!, acompañado del hashtag #ConMisHijosNoSeMetan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Realice su comentario.

Followers