viernes, 7 de julio de 2017

POLICRÓNICA

 Desperdicio…Tomando en cuenta que el estado de Guerrero está hundido en la pobreza, marginación y ahora con la imparable violencia, es criminal que para elaborar credenciales de elector y no sean entregadas a sus titulares, al año se tiren a la basura 2 millones 400 mil pesos.

Los habitantes del estado de Guerrero históricamente han enfrentado el flagelo de la pobreza y marginación, pero en los últimos años, ahora los gobernantes  buscan que se haga costumbre en cohabitar con la mal llamada delincuencia organizada, que ahora mismo ha quedado demostrado que no solo opera en la calle, sino también en los Centros de Reinserción Social (CERESO), en donde se cometen con toda impunidad masacres como la sucedido ayer jueves a las 3.55 horas de la madrugada y que hasta el día de hoy no hay responsables, solamente declaraciones y más declaraciones para justificar la tragedia, en otros tiempos ya hubieran corrido al gobernador del estado, con solo 17 campesinos de Aguas Blancas,  el 28 de junio pero de 1995. Hoy en día simplemente los gobernantes lamentan y con cinismo deshumanizado lanzan condolencias a través de los medios de comunicación, sin comprometerse a nada.  Ahora volviendo el tema del gasto criminal en dinero que se debería ocupar para abatir la pobreza, marginación o la galopante inseguridad pública, nos enteramos que se tira dinero innecesariamente en un  producto que no se echa a perder, sino que tiene un tiempo de vigencia para usarla, como es la credencial de elector que tiene hasta 10 años para que el titular haga uso de ella, sin embargo las autoridades, se desesperan y nada más dan un tiempo muy corto para recogerla. Con solo escuchar de qué se tiran literalmente millones de pesos a la basura, en un estado tan pobre como Guerrero, nos parece criminal. Apenas el pasado 14 de junio se conoció que más de dos millones 400 mil pesos al año gasta el Instituto Nacional Electoral (INE), sólo para el estado de Guerrero, en credenciales que ciudadanos no recogen y que son dadas de baja de acuerdo con la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales. Veamos cómo las autoridades federales tiran el dinero a la basura, pues la Junta Local del Instituto Nacional Electoral (INE) con sede en Chilpancingo destruyó 56 mil 770 formatos de credencial, que fueron devueltas por terceros o por canje, así como aquellos plásticos que fueron tramitados y sus portadores no acudieron a recogerlas a las juntas distritales correspondientes. Este dato también fue confirmado por Leoncio Moreno Castrejón, Vocal Ejecutivo de la Junta Local Ejecutiva del Estado de Guerrero, quien expuso que este procedimiento de trituración de credenciales, se realiza cada tres meses, que provienen en este caso de los nueve distritos federales electorales, que conforman en el Estado de Guerrero. Mil 704, en esta ocasión, corresponden a credenciales que se encontraban en los Módulos de Atención Ciudadana (MAC), y que en un lapso de dos años, no acudieron a recogerlas. Las más de 56 mil destruidas en esta ocasión, corresponden a formatos que se recogieron en un lapso de seis meses, correspondientes al cuarto trimestre del 2016 y al primer trimestre de 2017. Tomando en cuenta esta muestra, anualmente son cerca de seis mil formatos de credencial que los ciudadanos no recogen en los MAC, y que de acuerdo con la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, deben ser destruidas, para evitar que los datos personales sean utilizados. En teoría cada plástico cuesta alrededor de 30 pesos; pero tomando en cuenta los procesos administrativos y de control, el traslado y otros trámites, cada credencial termina costando al INE, alrededor de 400 pesos, lo cual no se cobra al ciudadano por tratarse de un servicio. Esto da una suma de cerca de seis mil formatos de credencial que anualmente no son recogidas, sólo en el Estado de Guerrero, con lo que suman dos millones 400 mil pesos, que son destinados a este proceso, para que al final terminen en una trituradora de plástico. Los residuos finales, una vez que los representantes de los partidos políticos se han asegurado que los datos personales impresos en las identificaciones no pueden usarse, son enviadas a una planta recicladora, donde tienen distintos usos, como la elaboración de cartón o muebles. En lugar de esos tiempos cortos, las autoridades del INE debieran analizar ampliar el periodo para que los titulares de cada uno de esos platicos los recoja, y evitar gastos onerosos. Esto, tomando en cuenta, que normalmente las credenciales tienen una vigencia de 10 años, por lo tanto, no vemos porque tanta prisa por destruirlas. Si por normatividad o por ley del INE, tiene que haber un cambio para ampliar los plazos de entrega, y en el caso de Guerrero, sus ciudadanos tienen muchos problemas, y por diversas causas no llegan a tiempo. Pero hay momentos en que se ven obligados a acudir a las oficinas y terminar con el trámite. Eso de tirar hasta dos millones 400 mil pesos, nos parece criminal un gasto, cuando se puede evitar, además es un producto que no se echa a perder, y su vigencia es de un buen tiempo. Entonces para evitar se les dé un mal uso, sencillo, que sean empaquetadas y embodegadas por una larga temporada cuando aparezcan los titulares y entregárselas sin dilación. Con ello se estarían ahorrando las autoridades del INE muchos millones de pesos, no solo en Guerrero, sino a nivel nacional. También procede que los funcionarios del INE promovieran una iniciativa de ley para hacer modificaciones establecer nuevos plazos largos para la entrega de los plásticos, formas de resguardo del material, con visión de ahorro de muchos millones de pesos, eso nada más en Guerrero, pero si se toma en cuenta a nivel nacional, son miles de millones de pesos que se ahorrarían.…Duartodivorcio…Cuando llega la desgracia no hay quien la pare, ahora mismo trasciende en los medios de que Karime Macías Tubilla, la ex Primera Dama de Veracruz y señalada de formar parte de la red de corrupción en el estado, ya inició el trámite de divorcio de Javier Duarte de Ochoa, quien enfrentará en México acusaciones por los delitos de delincuencia organizada y lavado de dinero. Macías Tubilla habría comenzado el proceso desde París, Francia, a donde se trasladó tras la detención de su esposo en abril pasado. El pasado 15 de abril, el ex Gobernador de Veracruz fue detenido en un hotel de Guatemala, donde estaba con su esposa. Duarte de Ochoa fue trasladado al penal de Matamoros, mientras que a Karime Macías se le permitió moverse libremente en ese y en cualquier otro país, pues de acuerdo con la Procuraduría General de la República (PGR), la ex Primera Dama veracruzana no era investigada por ningún delito. “No hemos identificado que ella haya recibido recursos federales o que tenga dentro de su patrimonio activos relacionados con los recursos federales que desfalcaron del estado de Veracruz”, aseguró en ese momento Alberto Elías Beltrán, Subprocurador Jurídico y de Asuntos Internacionales de la PGR. Cuatro días después de la detención del ex priista, Macías Tubilla, sus tres hijos, su hermana y su concuño tomaron un vuelo de Guatemala a Bogotá, Colombia, para después partir a Londres, Inglaterra, a donde habrían llegado el 20 de abril. Karime Macías salió de Guatemala sin siquiera acudir a la primera audiencia de su esposo. Posteriormente, trascendió que la ex presidenta del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) de Veracruz ya estaba en París, aunque se desconoce la fecha en la que arribó. El pasado 22 de junio, el periodista Carlos Loret de Mola dio a conocer en su noticiero en Televisa que la aún esposa de Javier Duarte desvió al menos 41 millones de pesos nada más en su primer año al frente del DIF de Veracruz. Macías Tubilla tomó protesta como presidenta del DIF estatal en 2011. En ese año, 41 millones de pesos fueron a parar en empresas “que existían…pero sólo en el papel, no en la realidad”, señaló el periodista. Javier Duarte, sus ex funcionarios, su esposa y los familiares de ella son señalados del desvió de al menos 223 millones de pesos de recursos públicos a través de empresas fantasma, sin embargo, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) reveló en abril pasado que los desvíos podrían alcanzar los 60 mil millones de pesos, una cifra histórica....Ruidero...Hasta la redacción de este espacio, nos hicieron llegar solicitudes de que hiciéramos el comentario de que en realidad ya son insoportables los ruidos que provocan las camionetas particulares que expenden diversos productos y ofrecen servicios, así como los ya conocidos como “Los de la Basura  Jefa”. Tienen razón los ciudadanos de Chilpancingo, al tener que soportar tanto ruido de aparatos de sonido que se dejan escuchar en avenidas y calles del centro y colonias populares de la capital del estado de Guerrero. La contaminación del ruido está causando muchos problemas de salud auditiva a los ciudadanos de Chilpancingo, quienes definitivamente están demandando al  Ayuntamiento que encabeza el priista, Marco Antonio Leyva Mena, regularice este tipo de ruido. Como primera autoridad, está obligada a actuar contra las camionetas que andan comprando cosas o los que andan ofreciendo servicios y productos como los tamales, atoles y otras cosas. Entonces Leyva Mena tiene que ponerse a trabajar para regular este problema auditivo, ya que hay quejas de los ciudadanos que se están viendo afectados. De entrada tendrá que regular el problema, y después ver que esto se extinga, para que Chilpancingo, deje de ser un Rancho Grande, y sea realmente la capital de los guerrerenses. En donde se respire tranquilidad, seguridad en todo los aspectos y lo más importante progreso y desarrollo. Esperemos tenga sensibilidad el tal MAL y ofrezca una solución a todos los ciudadanos inconformes con los infernales ruidos que se escuchan a todas horas, inclusive hasta en la noche se oyen los perifoneo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Realice su comentario.

Followers