miércoles, 5 de julio de 2017

PRINCIPAL DE PRIMERA PLANA

Resurgen montones de
basura desparramada
Teodomiro Ortega de la Cruz.--Por tercer día consecutivo resurgió la crisis de la basura que se desparrama en los cuatro puntos cardinales de Chilpancingo, y el presidente municipal, emanado del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Marco Antonio Leyva Mena, no ofrece alguna explicación de las causas de que los cerros dejaron de recoger los desechos por toda la capital del estado de Guerrero.
La Crónica, Vespertino de Chilpancingo, observó que desde el lunes pasado y hasta la mañana de hoy, se ha incrementado la presencia de montones de basura por toda la capital, en la que brilla por su ausencia el personal y carros recolectores de la Secretaría de los Servicios
Públicos Municipales.
Se desconocen las causas de que nuevamente  los capitalinos estén viviendo el tiradero de basura por avenidas, calles y colonias populares, sin que el alcalde, mucho menos el Secretario de Servicios Públicos Municipales, José Lluvias Tenorio ofrezcan una explicación a los ciudadanos que pagan puntualmente sus impuestos y lo mínimo a que tienen derecho es el servicio de limpia.
Por tercer día consecutivo el equipo de este vespertino ha realizado recorridos desde temprano y entrada la tarde, constatando que la crisis de la basura resurgió con más intensidad, en la que las autoridades municipales poco hacen por resolver el problema que paulatinamente se agudiza y más cuando ya se está agotando el periodo de ocho meses—faltan dos-- que dio el Ayuntamiento de Eduardo Neri, con su predio para que las autoridades de Chilpancingo depositaran los desechos que comenzó por allá en el mes de febrero del presente año.
Nuevamente en las calles y avenidas de Chilpancingo hay montones de basura, sin que las autoridades municipales informen por qué pararon la recolección de los desechos, que han comenzado a generar malos olores.
En apariencia los capitalinos no se había dado cuenta desde el lunes la basura comenzó a causar estragos en la vía pública, pero se agudizó en las últimas 24 horas en la que se observó a los transeúntes caminar entre centenares de bolsas de basura que han cubierto las banquetas.
Estas escenas se observaron en la avenida Insurgentes, Benito Juárez, Vicente Guerrero, Juan Alvarez, Juan Ruiz de Alarcón, Lázaro Cárdenas, y el encauzamiento del río Huacapa, lucen inundadas de bolsas de basura que fueron dejadas, como de costumbre, por los vecinos, a espera de que los camiones recolectores del ayuntamiento pasaran, lo cual no sucedió.
Las mismas “postales” se vieron en  el centro de la ciudad, en las calles Baltazar R. Leyva Mancilla, Abasolo, Zaragoza, República de El Salvador, 16 de Septiembre y el andador Zapata, una de las principales zonas comerciales de la ciudad.
También en los accesos principales de la colonia “Tata Gildo”, José María Izazaga, Francisco Javier Mina,  El Amate, Lázaro Cárdenas, Vicente Lombardo Toledano,  el PRI, PRD,  Servidor Agrario, Jardines del Sur, La Cinca, Vicente Guerrero, Guerrero 200,  entre otras en donde nuestro equipo alcanzó a realizar un recorrido matinal.
Se observó a las personas que caminaron entre perros callejeros, quienes buscaban alimento entre los desechos tirados en la vía pública y estos contribuyeron en expandir los montones.
Trasciende que el alcalde priista Leyva Mena, no ha pagado puntualmente a los operadores de la maquinaria que labora en el prestado terreno  para depositar basura  en Eduardo Neri (Zumpango), donde desde hace seis meses Chilpancingo tira sus desechos y que según termina el convenio en septiembre o a más tardar en octubre de este año.
El problema para depositar la basura se comenzó agudizar, luego de que las autoridades  ambientales clausuraran el basurero a cielo abierto de la colonia “La Cinca” afínales del mes de enero del presente año, generando después un conflicto que hasta los de “La Basura Jefa” tomaron la plaza cívica “Primer Congreso de Anáhuac”  por más de 72 horas.
Eso obligó que en los primeros días del mes de febrero
la Secretaría de Salud del estado emitiera una alerta de emergencia sanitaria en Chilpancingo, debido a la acumulación de basura en el centro de la ciudad, y luego de que cerca de 100 camionetas recolectoras particulares cargadas con desechos fueran estacionadas en el zócalo durante tres días.
Posteriormente se convino entre el gobierno municipal de Chilpancingo y de Eduardo Neri, firmaran un convenio de colaboración para depositar basura de manera temporal, pero esto se logró por la intervención del gobernador del estado, el priista Héctor Antonio Astudillo Flores, pero solamente para ocho meses a partir del mes de febrero, por ende concluye el compromiso pactado a más tardar en septiembre u octubre del año en curso, en tanto vuelve a verse y sentirse la crisis de la basura en la capital del estado de Guerrero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Realice su comentario.

Followers