lunes, 3 de julio de 2017

SEGUNDA PRINCIPAL DE PRIMERA PLANA

Luce fantasma La Gavia
pese a fuerzas del orden
Jonathan Cuevas.--La Gavia, comunidad de Raybel Jacobo de Almonte (a) “El Tequilero”, se convirtió en un pueblo fantasma, sitiado por el Ejército Mexicano y Policía Estatal, donde decenas de animales se muestran hambrientos y flacos.
El pueblo está situado a unos 15 minutos de la cabecera municipal, San Miguel Totolapan. En un crucero a la mitad de la carretera, hay un retén conjunto de las dos corporaciones ya mencionadas.
Al entrar, las pocas calles de este pequeño pueblo lucen desoladas,
solo vacas, perros, cerdos y caballos (varios finos), deambulan en busca de alimento. Todos lucen esqueléticos.
Hay unas 80 casas en su mayoría cerradas con candados, igual que la escuela primaria, el jardín de niños y la iglesia. De las pocas que tienen las puertas abiertas, salen y entran las bestias y caninos.
En el domicilio de Raybel Jacobo de Almonte hay más animales que en cualquier otro. Desde la entrada se aprecian dos corrales de donde se asoman también patos y chivos. Al fondo andan los caballos y las vacas.
Pero la vivienda luce precaria, de ladrillo y algunas partes de adobe. Ahí vivía con su esposa y hermana que, según los pobladores de San Miguel, ahora tiene una casa “de lujo” en Chilpancingo, capital del Estado.
Rondan el pueblo policías y militares, alertas, con metralla en mano, por cualquier situación de riesgo. Mantienen varios puestos de revisión en las entradas y salidas.
Todas las familias huyeron a partir de diciembre del año pasado, cuando el pueblo de San Miguel  Totolapan se levantó en armas e inició la persecución de Raybel Jacobo Almonte.
Sin embargo, quedaba toda la familia de ese personaje en ese lugar, pero huyeron después del 12 de Junio tras el ataque que hicieron sicarios de Raybel Jacobo Almonte contra elementos de la Procuraduría General de la República (PGR), asesinando a cuatro.
Hoy el pueblo está sitiado por las fuerzas de seguridad, y la familia de Raybel Jacobo Almonte está distribuida en ciudades como Iguala de la Independencia, Chilpancingo y otras del Estado de México; afirman los vecinos de la cabecera. 
A raíz de la violencia brutal que generó el grupo de “Los Tequileros”, que empezó a operar desde 2007, el municipio de San Miguel Totolapan disminuyó su número de habitantes, de 24 mil a 12 mil. Al menos de 25 pueblos las familias se han desplazado. (API).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Realice su comentario.

Followers