lunes, 9 de julio de 2018

COLUMNA

COSMOS
Héctor CONTRERAS ORGANISTA
ALCALDE DE CHILPANCINGO
Lo que se comenta en el pueblo (capital del estado de Guerrero) es que nadie imaginó, ni soñó, ni sospechó que teniendo como gobernador a uno que antes de ser mandatario estatal fue varias veces alcalde de Chilpancingo, él y su partido, él y sus diputados, él y su corte de honor, él y su experiencia, él y su carrera política, él y su poderío, él y sus frases de leyenda improbada, o en tod
o caso, adversa, de un plumazo pudieran verse despojados del ayuntamiento de Chilpancingo que fue a parar a manos de otro partido, mientras el ancestral domeñador de vidas y haciendas de por estas tierras, el infalible pri –Infalible hasta el 1 de julio de 2018- se viera vergonzosamente –¡Pero muy vergonzosamente!- aplastado y prácticamente desaparecido como dueño de ese ayuntamiento debido a que los electores decidieron ya no apoyar al tricolor que se adueñó de una de las más escandalosas bajas votaciones en el proceso electoral reciente.
-¿Qué le pasó al pri? ¿Por qué perdió lo que históricamente parecía imposible y mucho más sorprendente es que el ayuntamiento de Chilpancingo se le va de las manos cuando el gobernador del estado es –como dicen los que saben hablar- “el primer priísta del estado de Guerrero”?
Copia, copia fiel de lo que al pri le sucedió a nivel nacional, el reclamo social conocido como ¡El hartazgo!
Y en ello, lo primero que aparece son las siete plagas de Egipto, y a partir de allí agréguese lo que se quiera, que todo cabe en un jarrito sabiéndolo acomodar.
En el caso de Chilpancingo, el candidato, o en ese caso, la candidata.
Por un lado, el desarraigo, la falta de relación directa con las familias chilpancingueñas y el convivio con los barrios, las colonias, las organizaciones, el disfrute de las tradiciones junto al pueblo, el compartimiento con deportistas y una ausencia “de imagen”, etcétera… y lo que de ella en los periódicos y medios se sabía le fue adverso: La protesta de sus trabajadores en el Sindicato de Salubridad por quién sabe cuántos líos; y ser diputada federal (de esas sempiternas personalidades ausentes y desarraigadas del pueblo y lejanas, muy lejanas a él y sus problemas) y lo peor, el craso error radiofónico (Digital 103.6) donde declaró los porqués voto por el aumento al precio de la gasolina en la Cámara de Diputados. Fue el acabose, y como complemento pretendía ser alcaldesa pero a la vez seguir siendo líder del Sindicato de Salubridad y Dirigente de la FSTSE…Lo dicho: ¡El Hartazgo! Y… ¡FUERA! ¡FUERA EL PRI DEL PODER… SE ACABÓ!
Lo que sigue en esta ¡Cuesta Abajo! Es lo que tiene mayor significación y peso político.
Veamos por qué.
Se dice que el partido MORENA, independientemente a todo lo que significa Andrés Manuel López Obrador, está nutrido por ex militantes de diversos partidos políticos, pero particularmente de priístas.
Algunos de ellos, TAL VEZ, no se fueron del pri sino que los echaron, y los echaron “a la malagueña”, les trabaron pie, les inventaron cuentos y algunos de quienes los expulsaron, siguen en el poder.
¡Hete aquí que algunos de los expulsados ahora son senadores, diputados u ocuparán en el nuevo gobierno algún cargo público... y no por tratarse de un nuevo partido político dejará de practicarse la política a la mexicana… Siguen Bastos!
En estos días y en los meses que vienen, los comederos políticos van a estar bien nutridos, y lo saludable es estar atento a ello…
Y en el asunto de Chilpancingo hay que gritarlo como es: Lo que mal comienza, mal termina…La genuflexión política pasó de moda, murió con lo que quedaba del viejo pri, pero “por aquí” no se ha dejado de doblar el espinazo a la antigüita, pero ante quien no se debe.
Y si algo comenzó mal es por falta de visión política, inmadurez, ignorancia o muy mala leche. Pero Chilpancingo, estamos seguros, no va a ser arrastrado a esas lúgubres e hipócritas farsas.
¡La moneda, está en el aire!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Realice su comentario.

Followers