martes, 7 de agosto de 2018

COLUMNA

DH-1-07-18
Tino Gatica
De entrada doy a conocer qué significa el impuesto predial, debido a que según algunos internautas, esa palabra suena terrible, supongo que para el bolsillos del común de nuestras amistades que cuentan con un patrimonio fincado con muchos años de esfuerzo, en lo que se refiere a buscar acrecentarlo, tratándose de un terreno que a la postre puede dar paso a una casa, una residencia o un edificio con departamentos o quizá una vecindad (que no será como la del “Chavo del Ocho” porque ahí a nadie le gustaba pagar las rentas, es bromita.) Bueno, según el concepto más reconocido en esta famosa herramienta denominada Internet, el impuesto predial tiene esta definición: Se trata de un impue
sto que se paga cada año o bien cada bimestre por tener una propiedad o posesión inmobiliaria, de modo que el famoso “predial” deben pagarlo todos aquellos propietarios de un inmueble sin importar si se trata de una casa, departamento, oficina, edificio o local comercial. Y se agrega que, “en nuestro país (México, por si alguien lee esta información fuera del país), el impuesto predial se puede pagar anualmente (es decir todo el año en curso) y para ello hay descuentos para incentivarlo, o bien puede pagarse bimestre a bimestre; la diferencia ya depende de la administración recaudadora local. Y, bien, ustedes lectores y lectoras se preguntarán el motivo de esa justificación o entrada de esta columna en ocasiones “grillesca”, pues ocurre y acontece que tengo el honor y orgullo de conocer a un profesionista, oriundo del bellísimo poblado de Petaquillas que trabaja en el área de Catastro estatal, de nombre Rufino Hernández Morales, quien tiene varios objetos o retos que tiene “programados” o mentalizados durante estos meses, que es el de continuar capacitándose en esa teme, que además domina con bastante singularidad. Cabe mencionar que en el estado de Guerrero, este asunto del impuesto predial ha sido desatendido por nuestras autoridades gubernamentales, en donde el argumento principal podría ser que somos una entidad pauperizada en todos los aspectos,  tanto más el económico. Bien, este personaje que tiene un “charm” y liderazgo natural, en esa calidad trabajador de Catastro estatal,  ha buscado y tendido los puentes necesarios para seguirse capacitando en esa área, debido a que en otros estados ya se cuenta con un Instituto de Catastro, como son los casos de Quintana Roo y Estado de México. En ese tenor, es que don Rufino Hernández Morales, ha tenido que elaborar una agenda muy definida sobre su plan de vida, tanto del conocimiento que desea obtener, así como su pertenencia en familia, y las tres le están dando resultado. De tal suerte que tiene poquitas semanas con ese afán de capacitarse que estuvo en un seminario realizado en el país de Guatemala, intitulado: “Colaboración interadministrativa como base del Mantenimiento catastral: Coordinación entre el Catastro y el Registro Público de la Propiedad” que organizó el Ministerio de Hacienda, Dirección General de Catastro de España, la Fundación CEDDET y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo AECID, en Antigua Guatemala, y de acuerdo a sus comentarios indicó que “gracias a Dios también hemos recibido la invitación para pertenecer a la Red de Profesionales de Catastro de Iberoamérica, agradeciendo el respaldo de su amigo Tulio Samuel Pérez Calvo (un alto ejecutivo del gobierno estatal). En esa reciente visita adquirió muchísima información que definirá trabajar con más ahínco buscando que en esta entidad se tenga un Instituto de Catastro, aunque según yo no necesariamente tendría que llamarse así, aunque de cualquiera manera si se llegara a realizar sería uno de sus potenciales confirmados. En ese mismo tenor es que el ingeniero Hernández Morales abundó que en ese se seminario realizado en Guatemala, obtuvo valiosas enseñanzas y experiencias con participantes e instructores representando a esa sede y también a España. De acuerdo a lo anterior, refirió ese profesionista con raíces de Petaquillas, pero con carácter internacionalista que ese seminario contó con esta clase de capacitación la organiza y coordina el Ministerio de Hacienda y Economía, a través de la Dirección General de Catastro de España, teniendo como sede el Centro de Formación de la Cooperación Española y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), de la Embajada de España en Guatemala, en donde además se contó con la presencia de 27 enviados de once países entre los que se contaron a Brasil, Paraguay, Perú, República Dominicana, Colombia, Cuba y Ecuador. O sea que la experiencia, capacitación y el encuentro de nuevas amistades debió resultar de fábula, de acuerdo a mi propia situación de aprendizaje cuando he estado fuera, de visita a algún estado de mi admirado México, porque todavía no cuento con los chelines y documentos con los que pueda conocer mundo, como lo hizo y seguirá haciendo este profesionista. Es todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Realice su comentario.

Followers